Islamweb
   8 de Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Al-lah no obtendrá de vosotros ni la carne ni la sangre de vuestro sacrificio sino vuestra verdadera intención.} [Corán 22:37]   Hadiz De Ibn ‘Abbas y Anas Ibn Malik, Al-lah esté complacido con ellos, que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “Aunque tuviera el hijo de Adam un valle repleto de oro, (por codicia) le gustaría tener dos y sólo conseguiría llenar su estómago (codicia) con la tierra de su sepultura. Y Al-lah perdona al arrepentido de todo lo que se arrepienta.” [Bujari y Muslim]   Du'a por quien invita a comer Al-lahumma barik lahum fima razaqtahum, wagfir lahum war hamhum. "Oh Señor, bendice lo que les has concedido, perdónalos y ten misericordia de ellos."  Ocurrió en un día como hoy en Ramadán  ·         Batalla de Tabuk, año 9 de la Hégira (18-12-630 d.C.) Los musulmanes guiados y comandados por el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se dirigieron a Tabuk para retener el ataque que habían planeado los bizantinos, secundados por unas cuantas tribus árabes de la región, pese a las altas temperaturas que se dieron ese año y las dificultades. Al llegar a Tabuk se encontraron con que los bizantinos habían huido, así que al final no hubo encuentro alguno entre los dos ejércitos.   ·         Victoria de los samánidas sobre los gaznávidas, año 431 de la Hégira (23-05-1040 d.C.) El sultán selyucí Tugrïl Beg venció a las fuerzas de los gaznávidas en la Batalla de Dandaqan, tomando el control de Jorasán (hoy en día una de las provincias del norte de Irán). Este triunfo le permitió establecer el más fuerte estado en la región.   ·         Alp Arsalán se convierte en el segundo sultán de la dinastía Selyúcida, año 455 de la Hégira (04-09-1063 d.C.)       Alp Arsalán sucedió a su padre Tugrïl Beg, fundador de la dinastía Selyúcida. En el año 1071, su victoria sobre el Imperio Bizantino en la batalla de Manzikert abrió el camino para la circunstancial conquista turca de Anatolia.  
Miércoles, Mayo 22, 2018
Ramadan 6, 1439

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

La sabiduría detrás del ayuno

Uno de los nombres de Al-lah es Al Hakim (el Infinitamente Sabio), Al-lah es infinitamente Sabio en lo que Decreta, en lo que Ordena, en lo que Prohíbe, en lo que Predestina y en lo que Legisla. Al-lah Puede Informar a la gente de la sabiduría detrás de cier...

más

¿Quieres la salvación? - I

Jueves 08/08/2012

 Se narró que cuando el versículo en que Al-lah, el Todopoderoso, Dice (lo que se interpreta en español): {Y advierte primero a tus familiares de entre tu pueblo.} [Corán 26:214] fue revelado, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, subió a la montaña de As-Safa y empezó a llamar: “¡Oh, Banu Ka’b ibn Lu’ai, sálvense del Infierno. Oh, Banu Murrah ibn Kab, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdu Shams, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdu Manaf, sálvense del Infierno. Oh, Banu Hashim, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdul Muttalib, sálvense del Infierno. Oh, Fátima, sálvate a ti misma del Infierno! No puedo hacer nada para protegerte del castigo de Al-lah” . [Muslim]


Realmente fue una impresionante advertencia con la que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, comenzó su llamada. Tal advertencia golpea los corazones antes que los oídos para despertarlos y para que regresen a su Señor y Creador, y así comenzar el viaje a la bienaventuranza y la felicidad en ambos mundos. Esto se realiza cuando los corazones conocen el papel para el cual los seres humanos han sido creados y, por lo tanto, viven por Al-lah, el Todopoderoso, para Al-lah, el Todopoderoso, y con Al-lah, el Todopoderoso. Este es el camino correcto que debe ser adoptado por todos aquellos que quieran acercarse a Al-lah. El primer paso en este camino bendito debe ser la búsqueda del temor a Aquel que conoce lo oculto, Al-lah.


El viaje hacia Al-lah, el Todopoderoso, necesita corazones, no cuerpos. Un corazón que sigue siendo irresponsable y atado a las cadenas de la desobediencia no puede acercarse a Al-lah. ¿Cómo puede tal corazón moverse hacia Al-lah mientras está ligado a sus deseos? ¿Cómo puede un corazón anhelar ir hacia Al-lah mientras es impuro y negligente?


Por lo tanto, el que busca la salvación necesita de una gran fortaleza espiritual que lo libere de las ataduras de estas cadenas. De esta forma el corazón se libera y se mueve libremente hacia Al-lah, el Todopoderoso, con una alta moral y vigor. La mejor motivación para esta fortaleza es el temor a Al-lah, el Grande y Noble. Esta es la creencia adoptada por Ibrahim Ash-Shaibani, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, como dijo: “Cuando el temor a Al-lah habita en el corazón, quema la fuente de los deseos y expulsa las ambiciones en esta vida mundana”. [Shu‘ab Al Iman de Al Baihaqi]


Este es el principio heredado por el mejor ser humano, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como nos lo enseñó diciendo: “El que teme (el ataque de los enemigos) se levanta en la primera parte de la noche, y el que se levanta temprano de seguro llegará a su destino. He aquí que las recompensas de Al-lah son preciosas. En verdad, la recompensa de Al-lah es el Paraíso” . [Al Albani]


¿Quieres la salvación?


Hermano en el Islam, ¿quieres la salvación? ¿Quieres estar seguro en el Día de la Resurrección cuando la gente tendrá miedo? ¿Quieres ganar el Paraíso cuando los perdedores no podrán lograrlo? Debes temer a Al-lah, el Viviente, el Sustentador de la existencia. Aquí esta Al-lah, el Todopoderoso, que te da buenas noticias y te advierte al mismo tiempo. En un Hadiz Qudsi (narración del Profeta donde menciona las palabras literales de Al-lah), el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, informó que Al-lah, el Todopoderoso, dijo: “Por Mi poder, no voy a combinar en Mi siervo dos temores ni dos seguridades; porque si Me teme en este mundo, voy a hacerlo seguro en el Día de la Resurrección; y si se siente seguro acerca de Mí [no Me teme] en este mundo, lo aterrorizaré en el Día de la Resurrección” . [Al Albani]


Luego viene la promesa profética para todos aquellos que temen a Al-lah, el Todopoderoso, como el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El que llora por temor a Al-lah no entrará en el Infierno hasta que la leche vuelva a la ubre” . [Al Albani]


Si bien sólo habrá un jardín para el creyente en la otra vida, Al-lah, Glorificado sea, ha preparado para Sus siervos cuyos corazones tiemblan por temor a Él dos jardines. Al-lah, el Todopoderoso, dice (lo que se interpreta en español): {Para quien haya temido la comparecencia ante su Señor habrá dos jardines.} [Corán 55:46]


Alégrate, tú quien temes a Al-lah y tienes fe. Escucha a Muyahid, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, describiendo al siervo que teme a Al-lah, el Todopoderoso, diciendo: “Él es el hombre que decide cometer un pecado pero luego se acuerda de su interrogatorio ante Al-lah, el Todopoderoso, y entonces abandona el pecado. Para él habrá dos jardines”. [At-Tabari]

 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.