Islamweb
 11 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {De los asuntos más grandes, quien tuvo paciencia y supo perdonar.} [Corán 59:43]   Hadiz  De ‘Abdurrahman ‘Abdala Ibn ‘Umar Ibn Al Jattab, Al-lah esté complacido con los dos, que oyó decir al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz: “Hace algún tiempo partieron tres individuos hasta que llegaron a una cueva y entraron en ella para pasar la noche y una vez dentro, se desprendió una roca de la montaña y taponó la entrada, quedándose atrapados. Y se dijeron: ‘Realmente no nos libraremos de esta roca mientras no invoquemos a Al-lah con la más recta de nuestras acciones.’ Empezó uno de ellos su relato diciendo: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía unos padres ancianos a los que daba de beber antes que a nadie, pero un día me alejé de ellos demasiado, tratando de encontrar pasto para el ganado, por lo que tardé en volver a casa y cuando regresé los encontré durmiendo; así que ordeñé para darles de beber la leche y no quise ni despertarles ni dársela de beber a nadie antes que a ellos. Entonces me quedé con el cuenco en la mano, esperando a que se despertaran hasta el amanecer y los niños llorando de hambre a mis pies. Por fin se despertaron y les di de beber su leche. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice tratando de complacerte, libéranos de esta roca!’ Y en ese momento se descorrió un poco la roca sin que pudieran salir aún. A continuación dijo otro: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía una prima a la que quería más que a nadie, tanto como puede querer un hombre a una mujer. Pues, quise hacer el amor con ella pero me lo impidió y se alejó de mí. Hasta que llegó un año de sequía, vino a mí y le di ciento veinte dinares a fin de que se quedara a solas conmigo. De manera que ella accedió en principio a mi pretensión. Y cuando me senté entre sus piernas, estando a punto de tomarla dijo: ‘Teme a Al-lah y no lo hagas si no es con su legítimo derecho. Así que me retiré de ella dejándole el oro que le había dado, siendo la persona que más quería. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice por complacerte, sácanos de aquí!’ Y se descorrió otro poco la roca, sin que todavía pudieran salir de la cueva. Después dijo el tercero: ‘¡Oh Al-lah! Yo contraté unos trabajadores y a todos les di su salario, excepto a uno que se marchó sin él. Pero lo invertí y se multiplicó su dinero. Hasta que vino un día y me dijo: ‘¡Siervo de Dios, págame el salario que me debes!’ Entonces le dije: ‘Todo esto que ves es de tu sueldo: camellos, vacas y corderos.’ Él me respondió: ‘¡Siervo de Dios, no te burles de mí!’ Y le dije: ‘No me estoy burlando de ti.’ Finalmente lo cogió todo y se lo llevó sin dejar nada. ‘¡Oh Al-lah, si hice esto tratando de complacerte, libéranos de aquí!’ Y en ese preciso instante, se apartó la roca para que salieran y se marcharon.” [Bujari y Muslim]   Qué se dice al levantarse de dormir Alhamdulil-lah al-ladhi ahiana ba'ada ma amatana wa ilaihin-nushur. Alabado sea Al-lah, quien me ha devuelto la vida (e.d. despertarme), luego de haberme dado la muerte (e.d. del sueño) y a Él será el retorno. Ocurrió en un día como hoy en Ramadán ·         Se hace pública la causa de los abasíes en Jorasán, año 129 de la Hégira (15-05-477 d.C.) Abu Muslim Al Jorasani hace pública la pretensión de los abasíes al Califato. ·         Carta de Hulagu al Califa Al Mu’tasim Bil-lah, año 665 de la Hégira (21-10-1257 d.C.) El líder mongol Hulagu escribe al Califa abasí Al Mu’tasim Bil-lah, exigiéndole rendirse y someterse a sus órdenes públicamente. ·         Muerte del Imam Ibn Al Yawzi, año 597 de la Hégira (16-06-1200 d.C.) Fallece el Imam Abu Al Faray Bin Al Yawzi, Shaij de Irak, Imam del Hadiz, el Fiqh, lingüista y exégeta. Escribió muchos libros, cerca de 300, entre ellos: Al Muntadhim fi Tarij Al Muluk wal Umam, Safu As-Safwah y Ajbar Al Adhkia’.
Sábado, Mayo 25, 2018
Ramadan 9, 1439

Cómo mejorar tu relación con el Corán

Se recomienda a todo creyente, hombre y mujer, recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, a menudo, con la meditación y comprensión debidas. Esto se puede hacer usando una copia impresa del Corán o de lo que se tiene memorizado. Al-lah, Glorificado ...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Al Bujari, que Al-lah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiu...

más

Én Ramadán: ¿Por qué ellos lloran y yo no?

Martes 30/07/2012

 Una de las causas de la prosperidad en los asuntos tanto religiosos como mundanos, es ser honesto consigo mismo, y no buscar falsas excusas hasta que la hora de la muerte tome a la persona por sorpresa y se sienta arrepentida en un momento en el que lamentarse no le traerá beneficio alguno.


Sin duda, la virtud de llorar por temor a Al-lah, el Todopoderoso, es grande. Se narró que el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Al-lah dará sombra a siete (tipos de personas) en el Día en el que no habrá más sombra que la Suya” , y esos siete tipos de personas incluyen: “Una persona que recuerda a Al-lah, el Todopoderoso, en soledad, y entonces sus ojos se desbordan en lágrimas” . [Bujari y Muslim]
Una pregunta hace eco en muchos de los que son negligentes, y todos somos negligentes –pedimos a Al-lah, el Todopoderoso, que nos perdone–. Cuando escuchamos que son recitados los nobles versículos del Corán, o escuchamos los hadices (narraciones) proféticos del Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, o las historias de nuestros predecesores virtuosos, encontramos a mucha gente de corazón blando llorando.
¿Por qué ellos lloran y algunos de nosotros no?
Todos hacemos nuestro mejor esfuerzo por ser sumisos y sensibles, pero algunos de nosotros no podemos. ¿Cuál es la razón detrás de esto?
La razón nos la muestra Al-lah, el Altísimo en Su declaración (que se interpreta en español): {Pero no es como dicen, sino que los pecados que cometieron endurecieron sus corazones.} [Corán 83:14] Esto es debido a que por sus actos, sus corazones se han velado a la bondad y se han vuelto más temerarios. Esta es la causa real de no llorar por temor de Al-lah, el Todopoderoso.


¿Por qué lloran ellos?


¿Qué les permite a algunos de los creyentes ser tan humildemente sumisos? ¿Qué hace que algunas personas lloren y hasta gocen haciéndolo, cuando otras no?
Las personas con corazones blandos se mantienen lejos de los pecados, centran su atención en el más allá, por lo que cuidan su vida pública y privada, y por ello sus corazones se hacen piadosos y sus ojos derraman lágrimas.
Cuando uno pierde estas características, su corazón se corrompe, se vuelve insensible y por eso se les hace difícil llorar.
Debes saber que el temor de Al-lah, el Todopoderoso, que es seguido por el llanto, viene y continúa sólo cuando uno realiza las siguientes acciones con regularidad:


1. Arrepentirse ante Al-lah, el Todopoderoso, y buscar Su perdón con el corazón y con las palabras; es entonces cuando uno vuelve su rostro hacia Él con verdadero arrepentimiento, temor y vergüenza ante su Señor el Grande, el Benigno, Quien nos da alivio, nos otorga favores y nos guía hacia el bien. Esto requiere una verdadera pausa reflexiva en el alma para tenerlo en cuenta.


2. Abandonar los pecados y rechazarlos, ya sean menores o mayores, aparentes u ocultos. Estas son enfermedades crónicas que velan el corazón de su cercanía a Al-lah, el Altísimo, lo oscurecen y lo angustian.


3.
Acercarse a Al-lah, el Todopoderoso, con los actos de adoración como el ayuno, la oración, el Hayy, la caridad, los Adhkar (mención de Al-lah) y todas las buenas obras.


4. Recordar el más allá. ¿No es bastante extraño que aunque sabemos que el mundo llegará a su fin, y que el futuro real es el que nos espera después de la muerte, no trabajamos por la causa de este verdadero futuro perdurable? Al-lah, el Altísimo, dice (lo que se interpreta en español):
{Quienes anhelen los placeres transitorios de la vida mundanal, sepan que se los concederemos a quienes queramos, pero [por haberse olvidado de la otra vida] los destinaremos el Infierno, donde ingresarán humillados y condenados. Pero quienes deseen la otra vida, sean creyentes y se afanen por alcanzarla se les retribuirá por su esfuerzo.} [Corán 17:18-19]


5. Tener conocimiento de Al-lah, el Todopoderoso, Sus nombres y atributos, Su ley, tomando en cuenta que Él dijo (lo que se interpreta en español): {…Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos…} [Corán 35:28] También se ha dicho que cuanto más se conoce a Al-lah, el Todopoderoso, más se Le teme.



6. Leer más a menudo sobre el estado espiritual de los piadosos e imitarlos.

En los días de Ramadán, los días de bondad y bendiciones, hay grandes oportunidades para volver a nuestro Señor, cuando los demonios están encadenados con grilletes, las puertas de la bondad están abiertas, y las recompensas de los actos de adoración se multiplican. Entonces, vuelve a tu Señor, acércate a Él, vuelve tu rostro hacia Él, y deshazte del yugo de los pecados y de las barreras de las malas obras; entonces, encontrarás lágrimas en tus ojos y sumisión en tu corazón.

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.