Islamweb
   8 de Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Al-lah no obtendrá de vosotros ni la carne ni la sangre de vuestro sacrificio sino vuestra verdadera intención.} [Corán 22:37]   Hadiz De Ibn ‘Abbas y Anas Ibn Malik, Al-lah esté complacido con ellos, que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “Aunque tuviera el hijo de Adam un valle repleto de oro, (por codicia) le gustaría tener dos y sólo conseguiría llenar su estómago (codicia) con la tierra de su sepultura. Y Al-lah perdona al arrepentido de todo lo que se arrepienta.” [Bujari y Muslim]   Du'a por quien invita a comer Al-lahumma barik lahum fima razaqtahum, wagfir lahum war hamhum. "Oh Señor, bendice lo que les has concedido, perdónalos y ten misericordia de ellos."  Ocurrió en un día como hoy en Ramadán  ·         Batalla de Tabuk, año 9 de la Hégira (18-12-630 d.C.) Los musulmanes guiados y comandados por el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se dirigieron a Tabuk para retener el ataque que habían planeado los bizantinos, secundados por unas cuantas tribus árabes de la región, pese a las altas temperaturas que se dieron ese año y las dificultades. Al llegar a Tabuk se encontraron con que los bizantinos habían huido, así que al final no hubo encuentro alguno entre los dos ejércitos.   ·         Victoria de los samánidas sobre los gaznávidas, año 431 de la Hégira (23-05-1040 d.C.) El sultán selyucí Tugrïl Beg venció a las fuerzas de los gaznávidas en la Batalla de Dandaqan, tomando el control de Jorasán (hoy en día una de las provincias del norte de Irán). Este triunfo le permitió establecer el más fuerte estado en la región.   ·         Alp Arsalán se convierte en el segundo sultán de la dinastía Selyúcida, año 455 de la Hégira (04-09-1063 d.C.)       Alp Arsalán sucedió a su padre Tugrïl Beg, fundador de la dinastía Selyúcida. En el año 1071, su victoria sobre el Imperio Bizantino en la batalla de Manzikert abrió el camino para la circunstancial conquista turca de Anatolia.  
Miércoles, Mayo 22, 2018
Ramadan 6, 1439

La cura para el corazón está en el Corán

Al-lah, el Todopoderoso, Dice en el Corán (lo que se interpreta en español): {Y Revelamos el Corán como cura para los corazones y misericordia para los creyentes…} [Corán 17:82] Y también (lo que se interpreta en español): {¡...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Etiquetas para leer el Noble Corán

Es muy importante para ti, querido lector del Corán, observar los siguientes puntos: 1. No tocar el Corán si no se está en estado de pureza ritual (Wudu’), y solo recitarlo cuando se está en ese estado. 2. Cepillarse los dientes, mejo...

más

Cómo te extrañamos Ramadán

Ciertamente, al siervo sincero de Al-lah le gusta cumplir con lo que Él Ha Ordenado y Establecido como forma de adoración, por lo que a los ojos del creyente esta responsabilidad que se le ha encomendado es vista como un honor y una forma de dignificar su ser. Por e...

más

No los olvides en el ‘Id

Ramadán nos deja. Ya todos sus días han pasado y también sus virtuosas noches se ha marchado con todas las buenas obras que hemos dejado atrás, pedimos a Al-lah Su aceptación. Debemos tener cuidado de que las huellas positivas que dejó e...

más

Ramadán y la cocina mística - II

Lunes 29/07/2012

 Es divertido probar nuevas recetas para apreciar otras culturas y abrazar nuestra diversidad ricamente bendecida. Esto puede abrir más nuestro apetito. Pero hay que ser prudente con el tiempo, especialmente durante Ramadán, y lo suficientemente flexible como para alterar los métodos y las pautas para nuestras propias prioridades y gustos. Si tu mente está realmente concentrada en cosechar las bendiciones fáciles de ganar de Ramadán, ahorra tiempo y energía a través de una experiencia creativa e invierte más tiempo en tu elevación espiritual.


He aquí cinco consejos para ahorrar tiempo y liberarte así de la cocina para dedicarte más a la adoración durante Ramadán:


1. Los invitados y la sencillez van bien juntos
Los invitados a romper ayuno te dan las mayores bendiciones de la comida de Ramadán. Pero no cocines platos muy decorados con la intención de impresionar, o para cumplir algún ideal cultural excesivo, además de la esperanza de que todo sea comido. Nuestras prioridades son la pureza de la intención y la expectativa de la recompensa de Al-lah. Y recuerda, lo que quede no se debe desperdiciar, sino que se convierte en la mejor de las comidas para la siguiente vez.


2. La salud en el Suhur y el Iftar
El balance, la moderación y la variedad son las claves de los nutricionistas, y coinciden perfectamente con el Islam. Comer de los diversos alimentos que Al-lah nos brinda cada día, como granos, frutas, vegetales, leche, frijoles, junto con carnes sanamente criadas y sacrificadas, y pequeñas cantidades de grasas, sal y azúcar. Nuestros cuerpos trabajan mejor con comidas balanceadas que contengan vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas, grasa y agua. Alhamdu lil-lah, hemos sido bendecidos con tantos alimentos saludables para elegir. Elimina las bebidas gaseosas. El agua es la primera y mejor opción. Los jugos puros sin endulzante son la segunda bendición. Come con moderación, no con glotonería. Guarda tiempo y energía para el siguiente nivel de buenas obras extra, que es el Tarawih, que es mejor en congregación, o en casa si toca. Recuerda el consejo profético sobre necesitar sólo unos pocos bocados de comida, y que debemos reservar tres espacios en el estómago: uno para la comida, otro para el agua y otro para el aire. Más aún, sentarse en el suelo a comer con la pierna derecha presionando el estómago, la posición recomendada por el Profeta, sallallahu alaihi wa sallam, hace que sólo un tercio del estómago esté disponible.


3. Hacer el Iftar público
Muchas mezquitas realizan el Iftar público para los miembros de sus comunidades, todos los días o los fines de semana. Aprovecha la oportunidad de la comunidad. Asiste con tu familia. Estos son eventos tres veces benditos. Ellos te permiten alimentar a los ayunantes, renovar las relaciones con tus compañeros en la fe, y ahorrar tiempo precioso de cocina. Esto significa más tiempo en compañía del Corán y en otra ‘Ibadah.


4. Haz Dhiker mientras cocinas
El Dhiker es fácil de hacer. Sin embargo, poco recordamos a Al-lah mientras cocinamos. En este sentido, el Corán plantea algunas preguntas incisivas: {¿Acaso la recompensa del bien no es el bien mismo? ¿Cuál de las gracias de vuestro Señor negaréis?} (55:60-61). Tenemos comida para cocinar y comer, y para guardar, queridas hermanas, mientras que muchos musulmanes en el mundo tienen poco o nada para el Iftar y el Suhur. Decir Alhamdu lil-lah, Al-lahu Akbar, Subhan Al-lah con todo tu corazón mientras cocinas, es una obra excelente. De hecho, estarás emulando a Fátima, la hija de Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Cuando ella se quejó con su padre por las tareas tediosas, él le dio estos Dhiker para que los pronunciara mientras se ocupaba de sus deberes.


5. Aprende y disfruta mientras cocinas
Escucha charlas islámicas sobre temas relacionados con Ramadán o discusiones sobre temas de actualidad. Hay muchas colecciones en CD disponibles de algunos eruditos y otros oradores. Puedes darle un valor significativo a tres horas cocinando mediante la planificación de lo que escuchas.
No debemos dividir nuestro Ramadán entre el Din y la Dunia, y esto es especialmente cierto con nuestra cocina. Con la intención y la planificación adecuadas, todos nuestros actos pueden ser adoración, ya que aprovechamos cada momento de Ramadán para acercarnos a Al-lah a través del trabajo, el recuerdo y el ritual. Cocinar con un propósito, alimentar a los ayunantes, pero con moderación y absteniéndonos del exceso. {No derrochéis, porque Al-lah no ama a los derrochadores} [Corán 6:141].


Que Al-lah nos conceda la gracia de vivir el Ramadán de este año, y que acepte toda nuestra obediencia y adoración.

 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.