Islamweb
  13 de:- Ramadán Versículo del Corán Día Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Y os probaremos hasta que se demuestre quiénes de vosotros son los muyahidin y quienes los pacientes.} [Corán 47:31]   Hadiz Ibn Mas’ud, Al-lah esté complacido con él, relató que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu 'alayhi wa sallam:“No hay envidia (sana), excepto en dos casos: un hombre al que Al-lah hizo rico y gastó el dinero en corresponder a los derechos de Al-lah; y un hombre al que Al-lah dio la sabiduría y el conocimiento y actuó según él y lo enseñó.” [Bujari y Muslim]   Du’a al salir de casa Bismil-lahi tawak-kaltu 'ala Al-lah wa la haula wa la quwata il-la bil-lah. "En el nombre de Allah, me encomiendo en Allah, no hay fuerza ni poder salvo en Allah." Ocurrió un día como hoy en Ramadán  ·         Llegada de ‘Umar Ibn Al Jattab a Jerusalén y su conquista, año 15 de la Hégira (18-10-636 d.C.) Llega ‘Umar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, a Palestina después de la campaña por la conquista de la Gran Siria (Sham). ‘Umar recibe las llaves de la ciudad de manos de los patriarcas y sacerdotes de la misma, y firma un acuerdo de paz con ellos respetando sus vidas y posesiones. ·         La gente de Córdoba le jura fidelidad a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, año 414 de la Hégira (28-11-1023 d.C.) La gente de Córdoba proclama Califa a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, apodado ‘Al Mustadh-hir bil-lah’. Su califato duró un mes y 17 días solamente. ·         Gobierno del Sultán Hasan Bin An-Nasir Muhammad Qalawun En el año 748 H/18-12-1347 d.C., Qalawun asume el liderazgo, aunque debido a su corta edad no contaba con poderes absolutos. El más sobresaliente monumento islámico de Egipto: la Escuela del Sultán Hasan. ·         Los musulmanes dominan Siracusa, año 264 de la Hégira (19-05-878 d.C.) Los musulmanes conquistan Siracusa en la isla de Sicilia.
Lunes, Mayo 27, 2018
Ramadan 11, 1439

El Corán: el camino hacia la salvación

El Libro de Al-lah es la lluvia que hace brotar la verdadera vida sobre la tierra. Doy testimonio que no hay nada ni nadie que merezca ser adorado, sino solamente Al-lah, Quien no tiene copartícipes ni iguales; el Señor de los Mensajeros, el Creador de los cielos y...

más

Formas beneficiosas de reflexionar sobre el Corán

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Éste es el Libro bendito [el Sagrado Corán] que te revelamos [¡Oh, Muhammad!] para que mediten sobre sus preceptos, y recapaciten los dotados de intelecto.} [Corán 38:29] Reflexionar sobre el Cor&a...

más

Ayuno y salud

El Islam llama a que la gente cuide de su salud y la preserve, ya que esta es una de las inversiones capitales de esta vida. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos dijo que el creyente fuerte es mejor y más querido para Al-lah que el débil. La raz&oacut...

más

La sabiduría detrás del ayuno

Uno de los nombres de Al-lah es Al Hakim (el Infinitamente Sabio), Al-lah es infinitamente Sabio en lo que Decreta, en lo que Ordena, en lo que Prohíbe, en lo que Predestina y en lo que Legisla. Al-lah Puede Informar a la gente de la sabiduría detrás de cier...

más

Cómo era el Qiam del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, durante Ramadán

El Qiam (la oración voluntaria de la noche) es uno de los actos de adoración más recomendados, y se anima realizarlo más aún durante el mes de Ramadán. Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Men...

más

Él viaje de los deseos (Parte 3)

Jueves 27/06/2012

De repente, recordará a la gente del Paraíso y la felicidad en la que ellos viven sus vidas de lujo allí.
Recordarán también que esa gente ha sido admitida en el Paraíso debido a que fueron personas benévolas y caritativas en esta vida mundanal, por lo que no les importaba dar de las provisiones que Al-lah, el Todopoderoso, les había concedido. Por lo tanto, él y sus compañeros del Infierno se dirigirán a la gente del Paraíso diciéndoles: {Dadnos un poco de agua o algo [para comer] de lo que Al-lah os ha proveído.} [Corán 7:50]
Mientras él espera que la gente del Paraíso le dé algo, ellos le responderán para su sorpresa: {Ciertamente Al-lah ha vedado esto a los incrédulos.} [Corán 7:50]
Esta respuesta se sumará a su remordimiento y a su dolor, después de lo cual tendrá varios deseos, uno tras otro.
Se acercará a los guardianes del Infierno que son responsables de atormentarlo y tratará de invocar su simparía con uno de sus deseos. Su deseo no será mucho, ya que sólo pedirá un día para descansar un poco de ese tormento sin fin. Sin embargo, él sabe que los ángeles no pueden hacer nada sin una orden divina, por lo tanto, su petición y su deseo serán razonables. Él, junto con sus compañeros del Infierno, les pedirán a los guardianes del mismo: {Rogad a vuestro Señor para que nos alivie el castigo [aunque sea] un día.} [Corán 40:49]
Su respuesta no se hará esperar e implicará una censura severa: {¿Acaso no se os presentaron vuestros Mensajeros con las pruebas evidentes? Responderán: Claro que sí [pero no les creímos]. Les dirán entonces [los Ángeles]: Suplicad vosotros, [pero dirá Al-lah:] Las súplicas de los incrédulos son en vano.} [Corán 40:50]
Por lo tanto, su deseo sólo le traerá mayor dolor y remordimiento.
Sin embargo, no puede dejar de pedir deseos aún mayores, pues no tiene otra opción.
Él seguirá buscando a alguien para rogarle hasta que se entere de que los guardianes del Infierno tienen un jefe. Pensará que este jefe será más indulgente que sus subordinados. “¿Por qué no pedirle a él? ¿Pero qué debo pedirle?”, se preguntará. “Le pediré que le suplique a Al-lah, el Exaltado, que me deje morir para descansar de este tormento”, concluirá. “No importa si entro al Paraíso o no; sólo quiero librarme de este tormento sin fin”, murmurará para sí. Él, junto con sus compañeros, se dirigirá a Malik, el jefe de los guardianes del Infierno, diciendo:
{¡Oh, Ángel [custodio del Infierno]! [Ruega para] Que nos haga morir tu Señor [y así dejemos de sufrir].} [Corán 43:77]
Le tomará mil años a Malik responderles diciendo: {Por cierto que permaneceréis allí eternamente.} [Corán 43:77]
Cuando el hombre escuche estas palabras, sentirá que esta respuesta no es menos dolorosa que el tormento físico, de modo que su remordimiento crecerá más y más.
Mientras está sufriendo tormentos en el Infierno, se le ocurrirá una idea brillante. “¿Por qué no dirigirme directamente a Al-lah, el Todopoderoso, en lugar de a los ángeles, ya que Él es el más Misericordioso entre los misericordiosos?” se preguntará a sí mismo. Recordará que la gente piadosa en esta vida mundana solía suplicarle a Al-lah, el Altísimo, directamente y que Él les respondía. Por lo tanto, se reúne con la gente del Infierno y deciden admitir sus crímenes en esta vida mundana esperando que Al-lah, el Exaltado, esté complacido con ellos. Dirán:
{¡Oh, Señor nuestro! Nos vencieron nuestras pasiones y estábamos extraviados. ¡Oh, Señor nuestro! Sácanos de él [y retórnanos a la vida], y si reincidimos [en la incredulidad] entonces seremos inicuos [merecedores de Tu castigo].} [Corán 23:106-107]
E
sperarán una respuesta, pero no habrá respuesta.
Cada día, nuestro hombre esperará una respuesta hasta que transcurra el doble de la duración de la existencia de esta vida mundana. Entonces, vendrá la respuesta:
{Permaneced en él [humillados], y no volváis a hablarme [pues ya nunca más os escucharé].} [Corán 23:108]
Una vez escucha esta respuesta, lo supera la desesperación y se da cuenta que no tiene esperanza de salvación. Después de esto, no pronunciará más palabras y sus deseos y esperanzas finalmente llegarán a su fin, junto con su viaje.

 

 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.