Islamweb
   10 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-la, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Y os exhorta a que pidáis perdón a vuestro Señor y os arrepintáis, pues así Al-lah os concederá de Sus gracias hasta un plazo determinado, y recompensará a todo aquel que obre el bien.} [Corán 11:3]   Hadiz De Abu ‘Abbas ‘Abdala Ibn ‘Abbas Ibn ‘Abdul Mutalib, Al-lah esté complacido con los dos que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu 'alayhi wa sallam, en aquello que relató de su Señor, Altísimo sea, dijo: “Ciertamente Al-lah ha escrito las hasanas y las faltas y después el Profeta, , sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, las ha aclarado: Quien quiso hacer una buena acción y luego no la hizo, Al-lah le registró una hasana completa y si quiso hacerla y la hizo, Al-lah le registró diez hasanas o muchas más, y si quiso hacer una mala acción y después no la hizo, Al-lah le registró una hasana completa, pero si pensó hacerla y la hizo, Al-lah le registró una sola falta.” [Bujari y Muslim]   Du’a de aquel que es invitado a desayunar Aftara 'índakum as-sai’muna wa akala Ta'amakumul abraru, wa Sal-lat 'alaikumul malai’katu. "Han desayunado con vosotros los ayunantes y han comido vuestro alimento los piadosos y han orado por vosotros los ángeles."  Ocurrió un día como hoy en Ramadán  ·         Inicio de la marcha hacia la conquista de la Meca, año 8 de la Hégira (01-01-630 d.C.) Este año, el 8 de la Hégira, es conocido como el año del Fath (conquista, liberación, apertura). Con la anuencia de Al-lah, Su Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, logró materializar, con el apoyo de sus Sahabah, que Al-lah Esté Complacido con todos ellos, grandes avances en la Da’wah y la declaración de la supremacía del Islam en toda la Península Árabe. En Ramadán marcharon hacia Meca para liberarla definitivamente de la incredulidad y la idolatría.   ·         Fallece Jadiyah Bint Juwailid, que Al-lah Esté Complacido con ella, año 620 d.C.      10 años después del comienzo de la revelación y 3 años antes de la Hegira, muere la madre de los creyentes, Jadiyah Bint Juwailid, esposa del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. ·         Batalla de Mansura       Shayarah Ad-Durr, esposa del Sultan As-Salih, vence en la batalla de Mansura al rey francés Luis IX, haciéndolo prisionero. Esto ocurrió durante la séptima cruzada, en Ramadán del año 648 H/1250 d.C.  ·         Martirio de Sa’id Bin Yubair, año 95 de la Hégira (714 d.C.) Muere mártir Sa’id Bin Yubair a manos del Hayyay Bin Yusuf. ·         Victoria de los otomanos sobre los safávidas en la batalla de Shamahi Los turcos otomanos derrotan a los safávidas en el Cáucaso en la batalla de Shamahi. Los safávidas perdieron en esta batalla 15 mil soldados. Esta batalla fue parte de la pugna entre ambos imperios por el control del mundo islámico.
Viernes, Mayo 24, 2018
Ramadan 8, 1439

Descuidando el Glorioso Corán

Todo creyente en Al-lah, sea hombre o mujer, debe recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, meditando en él y comprendiéndolo, y este debe ser un acto muy frecuente en su vida. Dice Al-lah, Glorificado y Exaltado sea (lo que se interpreta en españo...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Formas beneficiosas de reflexionar sobre el Corán

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Éste es el Libro bendito [el Sagrado Corán] que te revelamos [¡Oh, Muhammad!] para que mediten sobre sus preceptos, y recapaciten los dotados de intelecto.} [Corán 38:29] Reflexionar sobre el Cor&a...

más

Dolor de cabeza durante el ayuno

Pregunta: Casi siempre tengo dolor de cabeza en especial cuando ayuno Respuesta: Querido hermano, Hay muchas razones por las cuales los dolores de cabeza se repiten continuamente, una de las principales es la jaqueca, el estrés mental, problemas de la vista, de las fos...

más

Cómo te extrañamos Ramadán

Ciertamente, al siervo sincero de Al-lah le gusta cumplir con lo que Él Ha Ordenado y Establecido como forma de adoración, por lo que a los ojos del creyente esta responsabilidad que se le ha encomendado es vista como un honor y una forma de dignificar su ser. Por e...

más

Él Hayy saludable (Parte 1)

Lunes 30/10/2011

La medicina moderna y el camino a La Meca 

Un llamado divino
 
Cada peregrino, y no pocos de por vida, sueña con un Hayy perfecto, uno que Al-lah acepte como justo, que lave todo pecado, que lo entregue a uno de esa matriz espiritual del mundo en La Meca tan puro como en el momento en que uno emergió de su madre.
 
Pero mundanal como pueda ser, la buena condición física y las prácticas saludables son realidades que ayudan a hacer que tales sueños se hagan realidad. Puesto que si uno aspira a escalar a las alturas espirituales del Hayy para complacer a Al-lah visitando Su primera Casa en compañía de millones de personas, una preparación física adecuada sin duda será de gran ayuda.
 
Este es el propósito de este artículo (para algunos, quizás, demasiado mundano): Ayudar al peregrino a cumplir mejor su misión de este quinto de los famosos cinco pilares del Islam, que es una odisea obligatoria de una vez en la vida. Sean pacientes conmigo mientras los llevo a seguir los pasos físicos de las huellas milagrosas del Hayy. Esto nos implicará cinco pilares propios: Factores físicos, pruebas topográficas, ansiedades de las actividades, enfermedades médicas y precauciones y prevenciones. Pero primero, he aquí un poco de historia psicoespiritual, así que no perdamos el enfoque.
 
El Creador ordena, el humano cumple
 
El Hayy, de muchas maneras, es una conmemoración de la obediencia divina ejemplar de la familia creyente del Profeta Ibrahim, la paz sea con él. Desde el 8 al 12 del mes sagrado de Dhul-Hiyyah, que es el duodécimo y último del calendario lunar anual islámico, viajamos a la Ka’bah en memoria de su viaje sagrado con su esposa Agar y su hijo mayor, el padre de los árabes, Isma’il, la paz sea con él.
 
Rodeamos la casa que estos profetas padre e hijo construyeron juntos. Atravesamos los dos montes de Safa y Marwah siguiendo los pasos de nuestra madre Agar, caminando donde ella caminó y corriendo donde ella corrió. Lapidamos los pilares simbólicos donde Isma’il lapidó a Satanás, quien trató de llevarlo a desobedecer a Al-lah y a Ibrahim.
 
Y por encima de todo, sacrificamos de forma ritual un animal como ofrenda legal, para alimentar a los pobres del mundo y a nosotros mismos, por la causa de Al-lah, en celebración de Su liberación de Isma’il, la paz sea con él, de la muerte ritual en la gran prueba de fe enfrentada y superada por Ibrahim, la paz sea con él, el Amigo de Dios.
 
El Hayy se convierte así en una obligación individual para cada musulmán adulto que tenga los medios de realizarlo. Es de destacar que la buena condición física y la salud mental forman parte de estas condiciones obligatorias. Por cierto que Al-lah sabía que el Hayy supondría dificultades de salud y rigores físicos que los peregrinos tendrían que estar preparados para enfrentar.
 
Así que a prepararse.
 
Los tres desafíos del Hayy para el bienestar físico
 
Para maximizar los beneficios del Hayy, el futuro peregrino debe tener en cuenta cuatro factores físicos: Capacidad física, fortaleza mental, y las condiciones medioambientales y médicas, actuales y potenciales.
 
Toda adoración válida implica dos componentes: La intención y la acción, en ese orden. El propósito sincero es la precondición que Al-lah ha establecido para Su aceptación de cualquiera de nuestros actos de devoción. La adecuación física es una parte esencial de hacer realidad esa intención y de llevarla a cabo de manera óptima.
 
En cierta forma, el Hayy es único entre los rituales obligatorios de la adoración. Desafía nuestra capacidad física en una sucesión de ritos que exigen cada vez más y mayor esfuerzo a nuestro cuerpo, y suponen un aumento de dificultades “logísticas” corporales. 

A pesar de nuestra intención sincera, es posible que no podamos completar sus ritos (al menos por cuenta propia), si sufrimos de una u otra deficiencia física. Es crucial, por tanto, antes de embarcarnos en el Hayy y durante la peregrinación, que hagamos un inventario honesto de nuestra condición física, que le prestemos la debida atención y, sobre todo, que tratemos de mantenerla, mejorarla o manejarla de la mejor manera que nos sea posible. Ese es el paso más importante que podemos dar para asegurar nuestra capacidad propia que nos permita lograr completar todas las partes del Hayy, y lidiar con las tensiones y presiones a medida que nos movemos a través de sus estaciones arduas y realizamos sus rituales profundamente satisfactorios, y así poder alcanzar todas las recompensas que Al-lah tiene reservadas para los peregrinos.

El Hayy saludable (Parte 2)

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.