Islamweb
1 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {¡Oh creyentes, sed pacientes y perseverantes!} [Corán 3:200]   Hadiz  De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “El salat en grupo de un musulmán es veintitantos grados mejor que si lo hace solo en su trabajo o en su casa. Y eso es porque si uno de vosotros hace el wudu con esmero, luego va a la mezquita con el único propósito de hacer el salat y sin otro motivo que le haga salir de su casa, por cada paso que diera, su rango se elevaría un grado y se le borraría una falta. Y así hasta que entrara en la mezquita. Y mientras está dentro de ella y se mantiene en oración, los Ángeles piden por él diciendo: ‘¡Oh Al-lah, ten misericordia de él y perdónale!’. Y así mientras no haga nada que rompa el wudu’ o dañe a alguien.” [Bujari y Muslim]   Du'a’ al observar la luna creciente  Al-lahu akbar, Al-lahumma ahil-lahu 'alainaa bil amni, wal imani, was salami wal islami, wat taufiqi lima tuhibbu wa tarda rabbuna wa rabbuka Al-lah. "Al-lah está por encima de todo, Oh Señor has que esta luna aparezca y estemos seguros, con fe, paz e Islam Concédenos realizar lo que amas y te complace, nuestro Señor. Por cierto que tu Señor (dirigiéndose a la luna) es Al-lah."  Ocurrió un día como hoy en Ramadán         ·         Inicio de la conquista de Egipto, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Durante el gobierno del Califa Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, el ejército musulmán llegó a Egipto bajo el mando de ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él. ·         Sitio de la Fortaleza de Babilonia, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Después de haber vencido a los bizantinos, el ejército islámico dirigido por ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él, sitió la Fortaleza de Babilonia, situada en el Nomos de Heliópolis, en la orilla derecha (oriental) del Nilo, zona conocida hoy en día como el Cairo copto.   ·         Inicio de la Conquista de Andalucía, año 91 de:- la Hégira (03-07-710 d.C.) Musa Ibn Nusair envió a Tariq Ibn Malik a explorar una ruta que le permitiera al ejército islámico llegar a la Península Ibérica para su conquista.   ·         Incursión israelí al norte de la Franja de Gaza, año 1425 de la Hégira (15-10-2004) La arremetida israelí contar el territorio palestino dejó 110 muertos, 30 de ellos eran niños, y más de 400 heridos, entre los que se cuentan más de 200 menores. Este violento ataque en contra de la población civil palestina duró 17 días.
Sábado, Febrero 23, 2018
Jumaadaa Al-Aakhir 8, 1439

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Etiquetas para leer el Noble Corán

Es muy importante para ti, querido lector del Corán, observar los siguientes puntos: 1. No tocar el Corán si no se está en estado de pureza ritual (Wudu’), y solo recitarlo cuando se está en ese estado. 2. Cepillarse los dientes, mejo...

más

Formas beneficiosas de reflexionar sobre el Corán

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Éste es el Libro bendito [el Sagrado Corán] que te revelamos [¡Oh, Muhammad!] para que mediten sobre sus preceptos, y recapaciten los dotados de intelecto.} [Corán 38:29] Reflexionar sobre el Cor&a...

más

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

Dolor de cabeza durante el ayuno

Pregunta: Casi siempre tengo dolor de cabeza en especial cuando ayuno Respuesta: Querido hermano, Hay muchas razones por las cuales los dolores de cabeza se repiten continuamente, una de las principales es la jaqueca, el estrés mental, problemas de la vista, de las fos...

más

¿Quién es el más cercano a Al-lah Todopoderoso?

Domingo 27/08/2011

Un siervo humilde, sumiso, dócil y cumplidor, es de todos los siervo el más cercano a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, puesto que es un esclavo de Al-lah, el Todopoderoso, y no un esclavo de sus propios deseos. Ayunar es el mayor de los medios para romper los deseos destructivos del alma, rechazar los errores y las transgresiones, y restaurar la tranquilidad, sumisión, humildad y humillación hacia Al-lah, el Altísimo, especialmente si uno sigue aquellas costumbres a las que nos hemos referido. Tal alma sería la más rápida en regresar a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, y la más querida para Él. De esta manera, renunciará a su arrogancia, vanidad, narcisismo, poder, propiedad y demás, y se someterá al poder, la fuerza, ayuda y misericordia de Al-lah.

La gente de fe debe aprender acerca de sí mismos con el fin de cumplir su pacto con Al-lah, el Todopoderoso, por medio del esfuerzo (contra sí mismos) durante Ramadán. Ese ha sido nuestro estado por muchos años. Cuando uno sale de Ramadán, se lamenta por lo que se perdió, y siente que sus pecados y malas acciones no fueron perdonados por Al-lah, Alabado y Glorificado sea, que las cargas y los yugos de sus errores no fueron aliviados por Él. Es por esto que mucha gente dice: “El próximo Ramadán seré mejor. Trataré de comenzar desde el primer día. Estaré listo. Haré mi ayuno y mi oración perfectamente. Esta vez haré el I‘tikaf que no he hecho. Estaré listo, si Al-lah quiere, para el perdón y la liberación del Infierno”. Entonces, llegan a Ramadán después de haberse preparado durante Sha‘ban, de haber elevado su estado durante Sha‘ban, habiendo luchado contra sí mismos, habiéndose acostumbrado a realizar las obras y actos de adoración para obtener el perdón durante Ramadán, y teniendo la disposición de aprovechar al máximo todas las bendiciones que trae consigo el sagrado mes de Ramadán.

Ahora ha llegado Ramadán, es tiempo de cumplir tu pacto con Al-lah, el Altísimo. El pacto que has hecho para mejorarte a ti mismo, hacer tu mayor esfuerzo para obtener su perdón, renunciar a la diversión, el juego, la pereza, la apatía, el cansancio, la debilidad de determinación y la persistencia de la ambición en las que estás sumido. Haciendo esto, uno se inclinará a luchar más y más, y combatirá contra sí mismo, contra los susurros del demonio y contra sus propias inclinaciones, para alcanzar el perdón de Al-lah, el Todopoderoso. De esta, uno le muestra a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, que se ha esforzado en contra de aquello con lo que había sido indulgente, y ha cumplido este pacto, aun cuando haya sido a costa de su propio ser, sus bienes, su cuerpo, su tiempo, su esfuerzo y su comodidad. Esto es porque el perdón que se alcanzará es mayor, más glorioso y más elevado, y todo lo que uno sacrifique para obtenerlo no tiene valor en comparación con ello.

Es momento para que las personas cumplan lo que se han impuesto a sí mismos, para comenzar a hacer lo que hace que Al-lah, el Omnipotente, esté complacido con ellos, acepte su arrepentimiento y les otorgue Su misericordia. ¿Por qué no te preparas para esto? ¿Prepararás tu tiempo y esfuerzo para obtenerlo o crees que este nuevo comienzo presagia el mismo final que del Ramadán pasado?

Debemos aprender una lección del pasado, recibir amonestación, y aprender que los creyentes debemos ser cuidadosos en este mundo, puesto que sabemos bien que estamos a punto de abandonarlo por Al-lah, el Todopoderoso, y en cualquier momento estaremos en presencia de nuestro Señor, el Altísimo. Por supuesto, a ninguno de nosotros nos gustaría encontrarnos con Al-lah, Alabado y Glorificado sea, en el mismo estado deplorable en el que probablemente nos encontramos ahora. Por esta razón, iniciemos Ramadán esta vez con la firme determinación y la insistencia en no dejar que sus bendiciones se nos escapen desde el primer día, y de no ser negligentes en ningún momento, y propongámonos a dedicar sus días y noches esperando la Misericordia de Al-lah, el Todopoderoso, y esforcémonos por obtener Su perdón. Al llegar Ramadán, nos llega el momento de cumplir con las deudas que tenemos.

Nos hemos comprometido a mostrarle a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, lo mejor de nuestras obras, en términos de arrepentimiento, actos justos, oraciones, ayuno, recuerdo (de Al-lah) y recitación del Corán, y deshacernos de lo que hemos sufrido de apatía y distanciamiento de nuestro Señor, y la privación de Sus favores, generosidad y cercanía.

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.