Islamweb
  13 de:- Ramadán Versículo del Corán Día Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Y os probaremos hasta que se demuestre quiénes de vosotros son los muyahidin y quienes los pacientes.} [Corán 47:31]   Hadiz Ibn Mas’ud, Al-lah esté complacido con él, relató que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu 'alayhi wa sallam:“No hay envidia (sana), excepto en dos casos: un hombre al que Al-lah hizo rico y gastó el dinero en corresponder a los derechos de Al-lah; y un hombre al que Al-lah dio la sabiduría y el conocimiento y actuó según él y lo enseñó.” [Bujari y Muslim]   Du’a al salir de casa Bismil-lahi tawak-kaltu 'ala Al-lah wa la haula wa la quwata il-la bil-lah. "En el nombre de Allah, me encomiendo en Allah, no hay fuerza ni poder salvo en Allah." Ocurrió un día como hoy en Ramadán  ·         Llegada de ‘Umar Ibn Al Jattab a Jerusalén y su conquista, año 15 de la Hégira (18-10-636 d.C.) Llega ‘Umar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, a Palestina después de la campaña por la conquista de la Gran Siria (Sham). ‘Umar recibe las llaves de la ciudad de manos de los patriarcas y sacerdotes de la misma, y firma un acuerdo de paz con ellos respetando sus vidas y posesiones. ·         La gente de Córdoba le jura fidelidad a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, año 414 de la Hégira (28-11-1023 d.C.) La gente de Córdoba proclama Califa a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, apodado ‘Al Mustadh-hir bil-lah’. Su califato duró un mes y 17 días solamente. ·         Gobierno del Sultán Hasan Bin An-Nasir Muhammad Qalawun En el año 748 H/18-12-1347 d.C., Qalawun asume el liderazgo, aunque debido a su corta edad no contaba con poderes absolutos. El más sobresaliente monumento islámico de Egipto: la Escuela del Sultán Hasan. ·         Los musulmanes dominan Siracusa, año 264 de la Hégira (19-05-878 d.C.) Los musulmanes conquistan Siracusa en la isla de Sicilia.
Lunes, Mayo 27, 2018
Ramadan 11, 1439

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

Cómo te extrañamos Ramadán

Ciertamente, al siervo sincero de Al-lah le gusta cumplir con lo que Él Ha Ordenado y Establecido como forma de adoración, por lo que a los ojos del creyente esta responsabilidad que se le ha encomendado es vista como un honor y una forma de dignificar su ser. Por e...

más

¿Qué se cocina este Ramadán?

Todos decimos que Ramadán no se trata de comida, esto es cierto, pues se trata de abstinencia de comida. Hay que decir que muchos de nosotros comemos más en Ramadán de lo que lo hacemos en otras épocas del año, o por lo menos nos concentra...

más

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Al Bujari, que Al-lah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiu...

más

El I’tikaf (El retiro en la mezquita)

· El I’tikaf consiste es un retiro específico en la mezquita para la exclusiva adoración de Al-lah. Este retiro es lícito tanto para hombres como para mujeres. · El I’tikaf implica la dedicación del alma a l...

más

¿Quién es el más cercano a Al-lah Todopoderoso?

Domingo 27/08/2011

Un siervo humilde, sumiso, dócil y cumplidor, es de todos los siervo el más cercano a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, puesto que es un esclavo de Al-lah, el Todopoderoso, y no un esclavo de sus propios deseos. Ayunar es el mayor de los medios para romper los deseos destructivos del alma, rechazar los errores y las transgresiones, y restaurar la tranquilidad, sumisión, humildad y humillación hacia Al-lah, el Altísimo, especialmente si uno sigue aquellas costumbres a las que nos hemos referido. Tal alma sería la más rápida en regresar a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, y la más querida para Él. De esta manera, renunciará a su arrogancia, vanidad, narcisismo, poder, propiedad y demás, y se someterá al poder, la fuerza, ayuda y misericordia de Al-lah.

La gente de fe debe aprender acerca de sí mismos con el fin de cumplir su pacto con Al-lah, el Todopoderoso, por medio del esfuerzo (contra sí mismos) durante Ramadán. Ese ha sido nuestro estado por muchos años. Cuando uno sale de Ramadán, se lamenta por lo que se perdió, y siente que sus pecados y malas acciones no fueron perdonados por Al-lah, Alabado y Glorificado sea, que las cargas y los yugos de sus errores no fueron aliviados por Él. Es por esto que mucha gente dice: “El próximo Ramadán seré mejor. Trataré de comenzar desde el primer día. Estaré listo. Haré mi ayuno y mi oración perfectamente. Esta vez haré el I‘tikaf que no he hecho. Estaré listo, si Al-lah quiere, para el perdón y la liberación del Infierno”. Entonces, llegan a Ramadán después de haberse preparado durante Sha‘ban, de haber elevado su estado durante Sha‘ban, habiendo luchado contra sí mismos, habiéndose acostumbrado a realizar las obras y actos de adoración para obtener el perdón durante Ramadán, y teniendo la disposición de aprovechar al máximo todas las bendiciones que trae consigo el sagrado mes de Ramadán.

Ahora ha llegado Ramadán, es tiempo de cumplir tu pacto con Al-lah, el Altísimo. El pacto que has hecho para mejorarte a ti mismo, hacer tu mayor esfuerzo para obtener su perdón, renunciar a la diversión, el juego, la pereza, la apatía, el cansancio, la debilidad de determinación y la persistencia de la ambición en las que estás sumido. Haciendo esto, uno se inclinará a luchar más y más, y combatirá contra sí mismo, contra los susurros del demonio y contra sus propias inclinaciones, para alcanzar el perdón de Al-lah, el Todopoderoso. De esta, uno le muestra a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, que se ha esforzado en contra de aquello con lo que había sido indulgente, y ha cumplido este pacto, aun cuando haya sido a costa de su propio ser, sus bienes, su cuerpo, su tiempo, su esfuerzo y su comodidad. Esto es porque el perdón que se alcanzará es mayor, más glorioso y más elevado, y todo lo que uno sacrifique para obtenerlo no tiene valor en comparación con ello.

Es momento para que las personas cumplan lo que se han impuesto a sí mismos, para comenzar a hacer lo que hace que Al-lah, el Omnipotente, esté complacido con ellos, acepte su arrepentimiento y les otorgue Su misericordia. ¿Por qué no te preparas para esto? ¿Prepararás tu tiempo y esfuerzo para obtenerlo o crees que este nuevo comienzo presagia el mismo final que del Ramadán pasado?

Debemos aprender una lección del pasado, recibir amonestación, y aprender que los creyentes debemos ser cuidadosos en este mundo, puesto que sabemos bien que estamos a punto de abandonarlo por Al-lah, el Todopoderoso, y en cualquier momento estaremos en presencia de nuestro Señor, el Altísimo. Por supuesto, a ninguno de nosotros nos gustaría encontrarnos con Al-lah, Alabado y Glorificado sea, en el mismo estado deplorable en el que probablemente nos encontramos ahora. Por esta razón, iniciemos Ramadán esta vez con la firme determinación y la insistencia en no dejar que sus bendiciones se nos escapen desde el primer día, y de no ser negligentes en ningún momento, y propongámonos a dedicar sus días y noches esperando la Misericordia de Al-lah, el Todopoderoso, y esforcémonos por obtener Su perdón. Al llegar Ramadán, nos llega el momento de cumplir con las deudas que tenemos.

Nos hemos comprometido a mostrarle a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, lo mejor de nuestras obras, en términos de arrepentimiento, actos justos, oraciones, ayuno, recuerdo (de Al-lah) y recitación del Corán, y deshacernos de lo que hemos sufrido de apatía y distanciamiento de nuestro Señor, y la privación de Sus favores, generosidad y cercanía.

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.