Islamweb
   8 de Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Al-lah no obtendrá de vosotros ni la carne ni la sangre de vuestro sacrificio sino vuestra verdadera intención.} [Corán 22:37]   Hadiz De Ibn ‘Abbas y Anas Ibn Malik, Al-lah esté complacido con ellos, que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “Aunque tuviera el hijo de Adam un valle repleto de oro, (por codicia) le gustaría tener dos y sólo conseguiría llenar su estómago (codicia) con la tierra de su sepultura. Y Al-lah perdona al arrepentido de todo lo que se arrepienta.” [Bujari y Muslim]   Du'a por quien invita a comer Al-lahumma barik lahum fima razaqtahum, wagfir lahum war hamhum. "Oh Señor, bendice lo que les has concedido, perdónalos y ten misericordia de ellos."  Ocurrió en un día como hoy en Ramadán  ·         Batalla de Tabuk, año 9 de la Hégira (18-12-630 d.C.) Los musulmanes guiados y comandados por el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se dirigieron a Tabuk para retener el ataque que habían planeado los bizantinos, secundados por unas cuantas tribus árabes de la región, pese a las altas temperaturas que se dieron ese año y las dificultades. Al llegar a Tabuk se encontraron con que los bizantinos habían huido, así que al final no hubo encuentro alguno entre los dos ejércitos.   ·         Victoria de los samánidas sobre los gaznávidas, año 431 de la Hégira (23-05-1040 d.C.) El sultán selyucí Tugrïl Beg venció a las fuerzas de los gaznávidas en la Batalla de Dandaqan, tomando el control de Jorasán (hoy en día una de las provincias del norte de Irán). Este triunfo le permitió establecer el más fuerte estado en la región.   ·         Alp Arsalán se convierte en el segundo sultán de la dinastía Selyúcida, año 455 de la Hégira (04-09-1063 d.C.)       Alp Arsalán sucedió a su padre Tugrïl Beg, fundador de la dinastía Selyúcida. En el año 1071, su victoria sobre el Imperio Bizantino en la batalla de Manzikert abrió el camino para la circunstancial conquista turca de Anatolia.  
Miércoles, Mayo 22, 2018
Ramadan 6, 1439

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

La sabiduría detrás del ayuno

Uno de los nombres de Al-lah es Al Hakim (el Infinitamente Sabio), Al-lah es infinitamente Sabio en lo que Decreta, en lo que Ordena, en lo que Prohíbe, en lo que Predestina y en lo que Legisla. Al-lah Puede Informar a la gente de la sabiduría detrás de cier...

más

Mantén tu cuaderno de apuntes limpio

Jueves 17/08/2011

Imagínate que existiese un cuaderno de apuntes en el que anotas todas las buenas y malas acciones que haces a diario, durante toda tu vida. Si tuvieses tal cuaderno, ¿qué harías? ¿Tratarías de contar tus buenas acciones y tus pecados? ¿Revisarías tus buenas acciones y te sentirías orgulloso de ellas? ¿Leerías tu lista de pecados y te lamentarías por ellos? ¿Te preguntarías si existe una manera de borrarlos, de hacerlos desaparecer, para que puedas encontrarte con Al-lah, el Todopoderoso, el Día de la Resurrección y recibir tu Libro de Acciones en tu mano derecha?

Si tales pensamientos han cruzado tu mente, debes saber que puedes mantener tu cuaderno de notas limpio haciendo un análisis introspectivo de tus motivaciones y acciones. Las primeras generaciones de musulmanes tenían el hábito de analizarse continuamente y recomendaban y animaban a los demás en esta práctica.
Omar ibn Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “¡Analicen sus acciones antes de que Alguien más las analice (el Día del Juicio) y ponderen sus acciones antes que Alguien más las pondere!, ya que el ajuste de cuentas por venir será más fácil si ustedes mismos ajustan sus cuentas hoy. Prepárense para la mayor exposición de todas, en aquel día serán expuestos y nada permanecerá escondido”.
Al-lah, Alabado y Glorificado sea, elogió a la gente obediente diciendo (lo que se interpreta en español): {Ciertamente aquellos que [además de obrar correctamente] temen a su Señor, creen en Sus signos, no Le atribuyen copartícipes, dan en caridad parte de lo que se les ha concedido, y aún así sienten temor en sus corazones porque saben que comparecerán ante su Señor, son quienes se apresuran en realizar obras de bien, y son los primeros en hacerlas. No exigimos a nadie por encima de sus posibilidades, y [sabed que] tenemos un Libro que dice la verdad [en el que se encuentran registradas todas las obras de Nuestros siervos], y nadie será oprimido.} [Corán 23:57-62]
‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, dijo: “Le pregunté al Profeta, sallallahu 'alaihi wa sallam, acerca del significado de este versículo diciéndole: ‘¿Se refiere a aquellos que consumen bebidas alcohólicas, cometen adulterio y fornicación y roban?’ El Profeta, sallalahu 'alaihi wa sallam, dijo: ‘No, hija de As-Siddiq [referencia a su padre, Abu Baker]’; de hecho, se refiere a aquellos que ayunan, rezan y gastan en caridad, y aún así temen que Al-lah no acepte sus acciones. Aquellos son los que se apresuran en realizar obras de bien”. [Tirmidhi, Ibn Mayah y Ahmad]
Así mismo eran nuestros Salaf (virtuosos predecesores). Constantemente trataban de acercarse más a Al-lah, el Todopoderoso, realizando obras de bien en una marcha apresurada hacia la complacencia divina, engalanados con virtud y actos de adoración. Eran los primeros en llamarse la atención si se equivocaban, y por sobre todo, temían que Al-lah, alabado sea, no aceptara sus obras.
Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, solía agarrar su propia lengua con sus dedos y decir: “Esta causará mi destrucción”.
En una ocasión, Omar ibn Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, recitó el capítulo At-Tur hasta que llegó al versículo que dice (lo que se interpreta en español): {Por cierto que el castigo de tu Señor [sobre los incrédulos] es inevitable} [Corán 52:7] Luego, empezó a llorar tan desesperadamente que enfermó, y mucha gente fue a visitarlo en su casa.
Cuando ‘Uzman ibn ‘Affan, que Al-lah esté complacido con él, se paraba cerca de una tumba, lloraba profusamente hasta que su barba se humedecía. Luego decía: “Si estuviese en el momento de que se decida si iré al Paraíso o el Infierno, preferiría convertirme en tierra antes de conocer mi destino final”.
‘Ali ibn Abi Talib, que Al-lah esté complacido con él, temía sólo dos cosas: ser de aquellos que siguen a sus pasiones y sentir una falsa esperanza de tener una vida longeva. Él solía decir: “Temo abrigar el deseo de vivir una vida longeva porque hace que uno se olvide de la Otra Vida, y temo seguir mis pasiones porque nos impiden seguir la verdad”.
Recuerda: el tiempo de estas magníficas personas ya pasó y su recompensa está asegurada con Al-lah… Pero… ¿Nosotros qué hemos hecho y estamos haciendo con nuestro tiempo? ¿Somos realmente de aquellos que analizan sus intenciones y acciones, de aquellos que reflexionan sobre ello? No sería muy racional pensar que nuestro cuaderno de apuntes se borrará por sí sólo, sin ningún esfuerzo de nuestra parte. Entonces, ¿qué vamos a hacer al respecto?

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.