Islamweb
1 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {¡Oh creyentes, sed pacientes y perseverantes!} [Corán 3:200]   Hadiz  De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “El salat en grupo de un musulmán es veintitantos grados mejor que si lo hace solo en su trabajo o en su casa. Y eso es porque si uno de vosotros hace el wudu con esmero, luego va a la mezquita con el único propósito de hacer el salat y sin otro motivo que le haga salir de su casa, por cada paso que diera, su rango se elevaría un grado y se le borraría una falta. Y así hasta que entrara en la mezquita. Y mientras está dentro de ella y se mantiene en oración, los Ángeles piden por él diciendo: ‘¡Oh Al-lah, ten misericordia de él y perdónale!’. Y así mientras no haga nada que rompa el wudu’ o dañe a alguien.” [Bujari y Muslim]   Du'a’ al observar la luna creciente  Al-lahu akbar, Al-lahumma ahil-lahu 'alainaa bil amni, wal imani, was salami wal islami, wat taufiqi lima tuhibbu wa tarda rabbuna wa rabbuka Al-lah. "Al-lah está por encima de todo, Oh Señor has que esta luna aparezca y estemos seguros, con fe, paz e Islam Concédenos realizar lo que amas y te complace, nuestro Señor. Por cierto que tu Señor (dirigiéndose a la luna) es Al-lah."  Ocurrió un día como hoy en Ramadán         ·         Inicio de la conquista de Egipto, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Durante el gobierno del Califa Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, el ejército musulmán llegó a Egipto bajo el mando de ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él. ·         Sitio de la Fortaleza de Babilonia, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Después de haber vencido a los bizantinos, el ejército islámico dirigido por ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él, sitió la Fortaleza de Babilonia, situada en el Nomos de Heliópolis, en la orilla derecha (oriental) del Nilo, zona conocida hoy en día como el Cairo copto.   ·         Inicio de la Conquista de Andalucía, año 91 de:- la Hégira (03-07-710 d.C.) Musa Ibn Nusair envió a Tariq Ibn Malik a explorar una ruta que le permitiera al ejército islámico llegar a la Península Ibérica para su conquista.   ·         Incursión israelí al norte de la Franja de Gaza, año 1425 de la Hégira (15-10-2004) La arremetida israelí contar el territorio palestino dejó 110 muertos, 30 de ellos eran niños, y más de 400 heridos, entre los que se cuentan más de 200 menores. Este violento ataque en contra de la población civil palestina duró 17 días.
Lunes, Febrero 25, 2018
Jumaadaa Al-Aakhir 10, 1439

El Corán: el camino hacia la salvación

El Libro de Al-lah es la lluvia que hace brotar la verdadera vida sobre la tierra. Doy testimonio que no hay nada ni nadie que merezca ser adorado, sino solamente Al-lah, Quien no tiene copartícipes ni iguales; el Señor de los Mensajeros, el Creador de los cielos y...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

La mujer y el ayuno voluntario

La verdadera creyente también observa el ayuno Nafil en otros períodos además de Ramadán, si no le resulta demasiado difícil hacerlo. De esta forma, ella ayuna los días de ‘Arafat, ‘Ashura', y el noveno día de Muharram...

más

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Al Bujari, que Al-lah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiu...

más

Así era el Profeta Muhammad durante el ayuno (Parte 2)

Lunes 14/08/2011

El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en Ramadán

El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, fue la persona más conocedora de Al-lah y la que más y mejor cumplió con sus obligaciones hacia Él. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, logró alcanzar niveles de perfección humana como nadie antes lo había hecho, tanto así que Al-lah le perdonó absolutamente todas sus faltas, cometidas y por cometer, no porque fuera un pecador o porque sus faltas fueran grandes, pues sabemos que una de las mayores faltas que puede cometer un Profeta es olvidar un instante el recuerdo de Al-lah, a eso es lo que nos referimos con las faltas. Además, sabiendo que Al-lah le había perdonado lo que hubiera podido cometer en el futuro, él no disminuiría su agradecimiento y adoración a Al-lah, o que se dedicara a cometer todos los pecados habidos y por haber, pues en el hadiz auténtico ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, nos relató que viendo que los pies del Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se hincharon por tanto que rezaba, ella le dijo: “Mensajero de Al-lah, ¿por qué rezas tanto si Al-lah ya te perdonó lo que hiciste y lo que pudieses hacer en un futuro?”, él le respondió: “¿De qué otra forma podría yo agradecerle por ello?” [Bujari]
Para hablar del ayuno del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en Ramadán y fuera de este bendito mes, debemos hacerlo desde el principio, es decir cómo lo iniciaba, qué hacía durante el día de ayuno, cómo rompía el ayuno y que hacía en las noches. Por ello mencionaremos lo siguiente:
 
·         El Suhur. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía retrasar la toma de los alimentos del Suhur hasta antes del Fayer (el alba) por pocos minutos; además, lo que comía era algo muy sencillo, lejos de manjares, y nunca se llenó a reventar.
 
·         El Iftar. A la hora de desayunar, o como decimos, romper el ayuno, comía unos cuantos Rutab (dátiles frescos húmedos); y si no tenía, entonces dátiles maduros o sólo agua. No se apresuraba a saciar su hambre y sed, sino que luego de romper el ayuno como lo señalamos, rezaba la oración del Magrib y luego cenaba. También acostumbraba a hacer la plegaría: “Dhahaba adh-dhamau’ wab tal-latil ‘uruq wa zabatal ayyer in sha’ Al-lah” (la sed ha desaparecido, las venas se han saciado y la recompensa será segura, si Al-lah quiere).
 
·         Durante el día. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, durante el día solía usar el Siwak (rama del árbol Arak que se usa como cepillo de dientes). Al respecto ‘Amir Ibn Rabi’ah dijo: “Vi al Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, cepillar su boca con el Siwak estando en ayuno” [At-Tirmidhi]. Cuando tenía mucho calor vertía agua sobre su cabeza, como lo relataron varios de sus Sahabah quienes lo vieron haciendo esto, según lo registra Abu Dawud. Además de cumplir con sus obligaciones como siempre lo hacía.
 
·         En ocasiones ayunaba varios días seguidos sin comer o beber absolutamente nada. Esto lo hacía para dedicarse más a la adoración de Al-lah, y esta es una característica exclusiva del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam. En el hadiz relatado por Anas, que Al-lah esté complacido con él, se menciona que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No unan varios días en ayuno sin comer nada”, le dijeron: “Pero nosotros vemos que tú lo haces así”; a lo que respondió: “Yo no soy como ustedes, por la noche mi Señor me da de comer y beber”. [Bujari]
 
·         En los viajes. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía ayunar durante sus viajes en algunas ocasiones y en otras no. Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, relató: “El Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, viajó durante Ramadán. Al llegar a ‘Asafan (un lugar en las afueras de Medina) pidió que se le trajera una jarra con agua, y bebió de ella en el día en frente de todos para que lo vieran hacerlo, y no ayunó sino hasta que llegó a Meca”. E Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, solía decir: “El Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en ocasiones solía ayunar durante sus viajes y en otras no. Así que quien quiera que ayune, y quien no, pues que no lo haga”. [Bujari]
 
·         Su bondad. Dijo Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él: “El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, era la persona más generosa. Pero en Ramadán lo era aún más, cuando se encontraba con el Ángel Gabriel para recitarle en cada noche de Ramadán lo que se le había revelado del Corán. Cuando el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se encontraba con Gabriel era más bondadoso que el viento que anuncia la llegada de la lluvia luego del tiempo de sequía”. [Bujari]
 
·         Durante la noche. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, pasaba cada noche de Ramadán en oración. Su oración era larga, tanto que sus Sahabah en una ocasión manifestaron que temieron que no les diera tiempo de hacer el Suhur.
 
·         El I’tikaf (retiro en la mezquita). El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía hacer el I’tikaf en Medina durante los últimos diez días del mes de Ramadán, esto para que su retiro y la adoración que en estos días realizaba, coincidieran con Lailatul Qader (la Noche del Decreto).

Así era el Profeta Muhammad durante el ayuno (Parte 1)

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.