Islamweb
  13 de:- Ramadán Versículo del Corán Día Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Y os probaremos hasta que se demuestre quiénes de vosotros son los muyahidin y quienes los pacientes.} [Corán 47:31]   Hadiz Ibn Mas’ud, Al-lah esté complacido con él, relató que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu 'alayhi wa sallam:“No hay envidia (sana), excepto en dos casos: un hombre al que Al-lah hizo rico y gastó el dinero en corresponder a los derechos de Al-lah; y un hombre al que Al-lah dio la sabiduría y el conocimiento y actuó según él y lo enseñó.” [Bujari y Muslim]   Du’a al salir de casa Bismil-lahi tawak-kaltu 'ala Al-lah wa la haula wa la quwata il-la bil-lah. "En el nombre de Allah, me encomiendo en Allah, no hay fuerza ni poder salvo en Allah." Ocurrió un día como hoy en Ramadán  ·         Llegada de ‘Umar Ibn Al Jattab a Jerusalén y su conquista, año 15 de la Hégira (18-10-636 d.C.) Llega ‘Umar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, a Palestina después de la campaña por la conquista de la Gran Siria (Sham). ‘Umar recibe las llaves de la ciudad de manos de los patriarcas y sacerdotes de la misma, y firma un acuerdo de paz con ellos respetando sus vidas y posesiones. ·         La gente de Córdoba le jura fidelidad a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, año 414 de la Hégira (28-11-1023 d.C.) La gente de Córdoba proclama Califa a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, apodado ‘Al Mustadh-hir bil-lah’. Su califato duró un mes y 17 días solamente. ·         Gobierno del Sultán Hasan Bin An-Nasir Muhammad Qalawun En el año 748 H/18-12-1347 d.C., Qalawun asume el liderazgo, aunque debido a su corta edad no contaba con poderes absolutos. El más sobresaliente monumento islámico de Egipto: la Escuela del Sultán Hasan. ·         Los musulmanes dominan Siracusa, año 264 de la Hégira (19-05-878 d.C.) Los musulmanes conquistan Siracusa en la isla de Sicilia.
Lunes, Mayo 27, 2018
Ramadan 11, 1439

El Corán: el camino hacia la salvación

El Libro de Al-lah es la lluvia que hace brotar la verdadera vida sobre la tierra. Doy testimonio que no hay nada ni nadie que merezca ser adorado, sino solamente Al-lah, Quien no tiene copartícipes ni iguales; el Señor de los Mensajeros, el Creador de los cielos y...

más

Formas beneficiosas de reflexionar sobre el Corán

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Éste es el Libro bendito [el Sagrado Corán] que te revelamos [¡Oh, Muhammad!] para que mediten sobre sus preceptos, y recapaciten los dotados de intelecto.} [Corán 38:29] Reflexionar sobre el Cor&a...

más

Ayuno y salud

El Islam llama a que la gente cuide de su salud y la preserve, ya que esta es una de las inversiones capitales de esta vida. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos dijo que el creyente fuerte es mejor y más querido para Al-lah que el débil. La raz&oacut...

más

La sabiduría detrás del ayuno

Uno de los nombres de Al-lah es Al Hakim (el Infinitamente Sabio), Al-lah es infinitamente Sabio en lo que Decreta, en lo que Ordena, en lo que Prohíbe, en lo que Predestina y en lo que Legisla. Al-lah Puede Informar a la gente de la sabiduría detrás de cier...

más

Cómo era el Qiam del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, durante Ramadán

El Qiam (la oración voluntaria de la noche) es uno de los actos de adoración más recomendados, y se anima realizarlo más aún durante el mes de Ramadán. Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Men...

más

Ün cambio en uno mismo es mejor que un cambio de ambiente

Jueves 29/06/2011

 

 

 

 

 

“Si viviera en Egipto, estoy segura que usaría Hiyab”.

 

“Si no tuviera clases todos los días, iría al Salatul Yum’ah todos los viernes”.

 

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo: si no fuera por esto o aquello, yo podría hacer tal y tal? ¿Con qué frecuencia nuestras acciones dependen de nuestro entorno? Si nuestro entorno fuera más favorable para realizar la oración o ayunar o usar Hiyab, lo haríamos. Pero, desafortunadamente, vivimos en un ambiente donde algunas cosas simplemente no son posibles, ¿verdad?

 

Ciertamente, nuestro ambiente determina mucho de lo que hacemos e incluso cómo y cuándo lo hacemos. Pero, para poder ser mejores personas, no podemos culpar a nuestro ambiente o la falta de este. Solo porque no vivimos en una sociedad rodeados de musulmanes las 24 horas del día y los 7 días de la semana, ataviados con vestimentas islámicas y escuchando Corán en sus iPods en lugar de los cantantes de moda, no significa que podemos usar eso como excusa para nuestro propio comportamiento.

 

Cada uno de nosotros tiene por lo menos una cosa que le gustaría mejorar, pero por alguna razón no logramos superar ese reto. Puede ser cualquier cosa. Algunas personas quieren perder peso, pero dicen que debido a que están estudiando y siempre están cortos de tiempo y dinero, comida chatarra es todo lo que pueden comer. Por lo tanto, realmente no es su culpa. Algunas personas dicen que quieren aprender árabe, pero no pueden ir a Siria y Egipto o Arabia Saudita, entonces, ¿cuál es el punto? De nuevo, esto no es su culpa en realidad. Otros dicen que quieren casarse, pero no pueden encontrar a la persona correcta; entones, se han dado por vencidos y simplemente salen con “amigos”. No hay solteros adecuados alrededor, entonces no es su culpa.

 

Pero en realidad, sí lo es. Es nuestra culpa si hay algo en nuestras vidas que queramos cambiar y no lo intentamos. Si quiero encontrar un nuevo trabajo pero me parece que no encontraré algo, no puedo simplemente rendirme y decir que no hay nada disponible. No puedo culpar a mi situación cuando puede que sea yo quien está cometiendo los errores. Tal vez necesito tomar unas clases para refrescar mis habilidades, tal vez regresar a la escuela para obtener un título, y tal vez necesito trabajar en mis habilidades de entrevista. De hecho, la mayor parte del tiempo, somos responsables por nuestras propias situaciones. Tal vez debido a mi personalidad y carácter, constantemente me encuentro en una situación determinada. Tal vez debido mi falta de habilidades de entrevista, nunca encuentro un trabajo. Tal vez estoy creando ese escenario.

 

A veces la gente dice que nosotros “creamos nuestro propio destino”. Los musulmanes creemos que es Al-lah Quien determina el destino; sin embargo, nosotros somos responsables por nuestras acciones y, de vez en cuanto, también somos responsables por las situaciones en las que nos encontramos. No toda situación o predicamento puede atribuirse completamente al destino; nosotros creamos muchas de nuestras circunstancias. Luego, nos quejamos de que es esta misma circunstancia la que nos hace lo que somos o es la causa de nuestra deficiencia.

 

A veces, sin embargo, hacer mejoras en nosotros mismos no es suficiente. A veces, podemos mejorar la situación de alguien más para ayudarlo a mejorarse a sí mismo. En este sentido, cambiar o crear una situación particular es algo bueno. Pensando de este modo: tal vez tú tengas una amiga que tiene el mal hábito murmurar. Lo has notado desde hace algún tiempo, pero nunca has tenido el valor de hablarle de frente sobre su problema. Simplemente no sabes cómo decírselo, ¿cómo decirle a tu amiga que tiene un defecto de carácter?

 

Si estás en una situación en la que te sientes incómoda teniendo que cambiar la conducta de alguien, puedes hacer algo para cambiar el ambiente. Un cambio de escenario, un cambio de tema puede ser todo lo que se necesite. Evita las discusiones que sabes que pueden encender a tu amiga. Evita mencionar nombres o algo específico sobre otras personas. Cambia el humor de la situación y trata de evitar las oportunidades para las murmuraciones. En este caso, cambiar el escenario no es una excusa, es una salida. Y esta puede ser una forma de que tú y tu amiga eviten cometer un pecado o escapen de uno.

 

Por tanto, la próxima vez que te encuentres a tú misma haciendo algo que no deberías hacer, pregúntate cómo cambiar tu carácter para evitar la situación en el futuro y no buscar excusas y culpar al entorno por las cosas que haces o dejas de hacer.

 

 

 

 

 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.