Islamweb
  13 de:- Ramadán Versículo del Corán Día Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {Y os probaremos hasta que se demuestre quiénes de vosotros son los muyahidin y quienes los pacientes.} [Corán 47:31]   Hadiz Ibn Mas’ud, Al-lah esté complacido con él, relató que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu 'alayhi wa sallam:“No hay envidia (sana), excepto en dos casos: un hombre al que Al-lah hizo rico y gastó el dinero en corresponder a los derechos de Al-lah; y un hombre al que Al-lah dio la sabiduría y el conocimiento y actuó según él y lo enseñó.” [Bujari y Muslim]   Du’a al salir de casa Bismil-lahi tawak-kaltu 'ala Al-lah wa la haula wa la quwata il-la bil-lah. "En el nombre de Allah, me encomiendo en Allah, no hay fuerza ni poder salvo en Allah." Ocurrió un día como hoy en Ramadán  ·         Llegada de ‘Umar Ibn Al Jattab a Jerusalén y su conquista, año 15 de la Hégira (18-10-636 d.C.) Llega ‘Umar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, a Palestina después de la campaña por la conquista de la Gran Siria (Sham). ‘Umar recibe las llaves de la ciudad de manos de los patriarcas y sacerdotes de la misma, y firma un acuerdo de paz con ellos respetando sus vidas y posesiones. ·         La gente de Córdoba le jura fidelidad a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, año 414 de la Hégira (28-11-1023 d.C.) La gente de Córdoba proclama Califa a ‘Abdur-Rahman Bin Hisham, apodado ‘Al Mustadh-hir bil-lah’. Su califato duró un mes y 17 días solamente. ·         Gobierno del Sultán Hasan Bin An-Nasir Muhammad Qalawun En el año 748 H/18-12-1347 d.C., Qalawun asume el liderazgo, aunque debido a su corta edad no contaba con poderes absolutos. El más sobresaliente monumento islámico de Egipto: la Escuela del Sultán Hasan. ·         Los musulmanes dominan Siracusa, año 264 de la Hégira (19-05-878 d.C.) Los musulmanes conquistan Siracusa en la isla de Sicilia.
Lunes, Mayo 27, 2018
Ramadan 11, 1439

El Corán: el camino hacia la salvación

El Libro de Al-lah es la lluvia que hace brotar la verdadera vida sobre la tierra. Doy testimonio que no hay nada ni nadie que merezca ser adorado, sino solamente Al-lah, Quien no tiene copartícipes ni iguales; el Señor de los Mensajeros, el Creador de los cielos y...

más

Formas beneficiosas de reflexionar sobre el Corán

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Éste es el Libro bendito [el Sagrado Corán] que te revelamos [¡Oh, Muhammad!] para que mediten sobre sus preceptos, y recapaciten los dotados de intelecto.} [Corán 38:29] Reflexionar sobre el Cor&a...

más

Ayuno y salud

El Islam llama a que la gente cuide de su salud y la preserve, ya que esta es una de las inversiones capitales de esta vida. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos dijo que el creyente fuerte es mejor y más querido para Al-lah que el débil. La raz&oacut...

más

La sabiduría detrás del ayuno

Uno de los nombres de Al-lah es Al Hakim (el Infinitamente Sabio), Al-lah es infinitamente Sabio en lo que Decreta, en lo que Ordena, en lo que Prohíbe, en lo que Predestina y en lo que Legisla. Al-lah Puede Informar a la gente de la sabiduría detrás de cier...

más

Cómo era el Qiam del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, durante Ramadán

El Qiam (la oración voluntaria de la noche) es uno de los actos de adoración más recomendados, y se anima realizarlo más aún durante el mes de Ramadán. Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Men...

más

És cuestión de tiempo

Martes 09/07/2012

 

Conozco mucha gente para quienes la sola idea de que se acerca otro Ramadán es estresante. Sus vidas son tan incomparablemente ocupadas. Apenas encuentran un espacio para preparar el Iftar (desayuno) y tienen que calcular los momentos en que pueden dedicarse a la adoración extra. En nuestro mundo de tiempo extremadamente limitado, no pocos de nosotros encuentran difícil terminar nuestras actividades mundanales y pasar tiempo recordando a Al-lah.
 
Pensemos por un momento en cómo el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, cumplía con tanto en tan poco tiempo hace siglos atrás, antes de los Blackberrys, iPhones, y todos esos ingeniosos artilugios para manejar el tiempo. Él fue el mejor de los adoradores, el mejor de los líderes, el mejor de los padres, y el mejor de los esposos. Él lideró a su comunidad en medio de tiempos de persecución, hambre y guerra. Y aún así ayudaba a sus esposas en las tareas del hogar y jugaba con los niños. Incluso si la gente no le pedía ayuda, él les preguntaba por su bienestar y los ayudaba, sean o no musulmanes. Lo más importante, él adoraba a Al-lah como ningún ser humano lo hizo ni lo hará.
 
He examinado su horario diario para encontrar que, como mínimo, comenzaba con el Salah del Fayer. A menudo él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, permanecía en la mezquita con sus Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, recordando a Al-lah, enseñando, o decidiendo con ellos asuntos de Estado. Luego, pasaba tiempo con su familia, comía con ellos, tomaba una corta siesta, realizaba el Dhuhur, atendía las preocupaciones de la comunidad y las necesidades de la gente, hacía cada Salah a tiempo en la mezquita, pasaba un poco más de tiempo con su familia, dormía temprano, y hacía Tahayyud por lo menos durante un tercio de la noche.
 
El punto aquí es aclarar que él llevaba un estilo de vida que giraba alrededor de los tiempos del Salah y no desperdiciaba ni un solo minuto. Incluso su sueño y descanso mínimo eran solamente para recuperar energía. Su estilo de vida, es decir, su Sunnah, nos demuestra que cada segundo es precioso y valioso para el objetivo final de la vida del musulmán.
 
Al-lah nos Dice en el Corán (lo que se interpreta en español): {…haced la oración respetando sus preceptos. La oración ha sido prescrita a los creyentes para realizarla en horarios determinados. } [Corán 4:103] Él también Afirma (lo que se interpreta en español): {Él es Quien Hizo que el Sol tuviese luz propia y Determinó que la Luna reflejase su luz en distintas fases, para que podáis computar el número de años y los meses...} [Corán 10:5], lo que significa que Al-lah Ha Creado el sol y la luna en parte para que podamos saber el tiempo. Además, Él incluso Jura en el Corán Diciendo: “wal ‘Aser” (Juro por el tiempo). Observa que el Corán indica una similar conciencia del tiempo y un estilo de vida balanceado para todos los Profetas de Al-lah. Todos ellos tuvieron muchas cargas y pruebas, y sin embargo ellos administraban su tiempo de forma efectiva y siempre recurrían al recuerdo de Al-lah y al Salah. En un famoso hadiz, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, comparó las cinco oraciones diarias con bañarse cinco veces en un río como un significado de completa pureza. Para mí, hacer el Salah de esa forma me ayuda a estar “limpia” de corazón y mente. Esto tiene un efecto increíble en ayudarnos a concentrarnos, pues reduce el desperdicio, mantiene a la persona alejada de toda clase de pensamientos y acciones dañinas, y motiva fuertemente hacia el bien, el beneficio y la productividad.
 
Solo recordemos que Ramadán es un mes de mayor concentración en nuestra adoración y reflexión en nuestra vida diaria. A veces siento y pienso en esto como un tiempo de entrenamiento para el resto del año, una oportunidad para poner en práctica lo que hemos aprendido sobre la administración del tiempo. De hecho, sé que esto es cierto para mí y para muchos otros que el ser productivo se refleja muy positivamente sobre nuestra espiritualidad. Con el elemento de la adoración como centro de esta productividad, la marea espiritual alcanza exitosamente cada vez más altos niveles en cada Ramadán.
 
Estoy segura que este Ramadán será igual para mí. Estoy muy segura porque he sentido una motivación constructiva y una mayor conciencia con la llegada del mes anterior a Ramadán, Sha’ban.
 
Pero, incluso si has llegado a Ramadán acosado y apresurado, y con un sentido de estar presionado por el tiempo, róbate un tiempo (vamos, adelante, esto es halal). Echa a un lado el mundo sobre tus espaldas. Haz dos Raka’as (ciclos de la oración). Siéntate en silencio. Respira. Luego planea tu programa spiritual para los días que vienen antes del ‘Id. Recuerda que tú no estás más ocupado que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, ni siquiera cerca. Simplemente te falta más organización en lo que a la espiritualidad se refiere, y debes concentrarte más en la cita a la que no podrás faltar.
 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.