Islamweb
 11 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {De los asuntos más grandes, quien tuvo paciencia y supo perdonar.} [Corán 59:43]   Hadiz  De ‘Abdurrahman ‘Abdala Ibn ‘Umar Ibn Al Jattab, Al-lah esté complacido con los dos, que oyó decir al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz: “Hace algún tiempo partieron tres individuos hasta que llegaron a una cueva y entraron en ella para pasar la noche y una vez dentro, se desprendió una roca de la montaña y taponó la entrada, quedándose atrapados. Y se dijeron: ‘Realmente no nos libraremos de esta roca mientras no invoquemos a Al-lah con la más recta de nuestras acciones.’ Empezó uno de ellos su relato diciendo: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía unos padres ancianos a los que daba de beber antes que a nadie, pero un día me alejé de ellos demasiado, tratando de encontrar pasto para el ganado, por lo que tardé en volver a casa y cuando regresé los encontré durmiendo; así que ordeñé para darles de beber la leche y no quise ni despertarles ni dársela de beber a nadie antes que a ellos. Entonces me quedé con el cuenco en la mano, esperando a que se despertaran hasta el amanecer y los niños llorando de hambre a mis pies. Por fin se despertaron y les di de beber su leche. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice tratando de complacerte, libéranos de esta roca!’ Y en ese momento se descorrió un poco la roca sin que pudieran salir aún. A continuación dijo otro: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía una prima a la que quería más que a nadie, tanto como puede querer un hombre a una mujer. Pues, quise hacer el amor con ella pero me lo impidió y se alejó de mí. Hasta que llegó un año de sequía, vino a mí y le di ciento veinte dinares a fin de que se quedara a solas conmigo. De manera que ella accedió en principio a mi pretensión. Y cuando me senté entre sus piernas, estando a punto de tomarla dijo: ‘Teme a Al-lah y no lo hagas si no es con su legítimo derecho. Así que me retiré de ella dejándole el oro que le había dado, siendo la persona que más quería. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice por complacerte, sácanos de aquí!’ Y se descorrió otro poco la roca, sin que todavía pudieran salir de la cueva. Después dijo el tercero: ‘¡Oh Al-lah! Yo contraté unos trabajadores y a todos les di su salario, excepto a uno que se marchó sin él. Pero lo invertí y se multiplicó su dinero. Hasta que vino un día y me dijo: ‘¡Siervo de Dios, págame el salario que me debes!’ Entonces le dije: ‘Todo esto que ves es de tu sueldo: camellos, vacas y corderos.’ Él me respondió: ‘¡Siervo de Dios, no te burles de mí!’ Y le dije: ‘No me estoy burlando de ti.’ Finalmente lo cogió todo y se lo llevó sin dejar nada. ‘¡Oh Al-lah, si hice esto tratando de complacerte, libéranos de aquí!’ Y en ese preciso instante, se apartó la roca para que salieran y se marcharon.” [Bujari y Muslim]   Qué se dice al levantarse de dormir Alhamdulil-lah al-ladhi ahiana ba'ada ma amatana wa ilaihin-nushur. Alabado sea Al-lah, quien me ha devuelto la vida (e.d. despertarme), luego de haberme dado la muerte (e.d. del sueño) y a Él será el retorno. Ocurrió en un día como hoy en Ramadán ·         Se hace pública la causa de los abasíes en Jorasán, año 129 de la Hégira (15-05-477 d.C.) Abu Muslim Al Jorasani hace pública la pretensión de los abasíes al Califato. ·         Carta de Hulagu al Califa Al Mu’tasim Bil-lah, año 665 de la Hégira (21-10-1257 d.C.) El líder mongol Hulagu escribe al Califa abasí Al Mu’tasim Bil-lah, exigiéndole rendirse y someterse a sus órdenes públicamente. ·         Muerte del Imam Ibn Al Yawzi, año 597 de la Hégira (16-06-1200 d.C.) Fallece el Imam Abu Al Faray Bin Al Yawzi, Shaij de Irak, Imam del Hadiz, el Fiqh, lingüista y exégeta. Escribió muchos libros, cerca de 300, entre ellos: Al Muntadhim fi Tarij Al Muluk wal Umam, Safu As-Safwah y Ajbar Al Adhkia’.
Sábado, Mayo 25, 2018
Ramadan 9, 1439

Cómo mejorar tu relación con el Corán

Se recomienda a todo creyente, hombre y mujer, recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, a menudo, con la meditación y comprensión debidas. Esto se puede hacer usando una copia impresa del Corán o de lo que se tiene memorizado. Al-lah, Glorificado ...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Al Bujari, que Al-lah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiu...

más

Ramadán en La Meca

Jueves 06/07/2011

En cualquier parte del globo que se encuentren, al ponerse el sol al final del día, quienes han ayunado se orientan hacia la misma dirección: la Ka‘bah Sagrada, localizada en Meca. Un “Al-lahu Akbar” (Al-lah Es el Más Grande) cristalino se escucha en el Adhan (llamado a la oración) tan familiar de Meca, resonando a través de esta ciudad en la que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, experimentó tanta alegría y sufrimiento.

En Meca, el espíritu de dar y de recordar a Al-lah, se pone claramente de manifiesto durante Ramadán. El énfasis, sin embargo, está en la adoración y no en la comida y las festividades, como es el caso en muchos otros lugares. Es algo impresionante ver a miles y miles de personas con dátiles, agua y otros alimentos listos para romper el ayuno. Y cuando se pronuncia el Adhan, es imposible escapar de la generosidad sin límite de los mequenses, quienes ofrecen agua y comida a todo el mundo.
No es inusual ver a alguien con una pick-up llena de arroz y pollo repartiendo esta comida a todo aquel que pasa frente a él. Los pudientes proveen a los pobres con ropas y alimentos para romper el ayuno, y hay organizaciones que se dedican a dar cantidades enormes en caridad.
En Ramadán, Meca abunda de visitantes que están efectuando la ‘Umrah (peregrinación menor) o simplemente disfrutando de unas vacaciones únicas. Para estas personas, este es el Ramadán de una vez en la vida. Sin embargo, para los residentes de esta ciudad normalmente tranquila, este lugar se encuentra de cabeza.
“El tráfico se incrementa notablemente y la rutina de la ciudad se transforma”, dice un residente de Meca. “El día se vuelve noche y la noche se vuelve día. La gente duerme hasta tarde y las tiendas permanecen abiertas hasta altas horas”.
Asimismo, los habitantes de la ciudad se encuentran rodeados de visitantes que van a pasar el mes entero en su ciudad; el número de visitantes que recibirían normalmente en un año llega de golpe.
Durante Ramadán se lee abundantemente el Corán en la ciudad en la que fue revelado, y el verdadero espíritu de Ramadán prevalece.
Los mequenses rompen el ayuno generalmente en casa, a menudo en grandes reuniones con familiares y amigos. El ayuno es roto normalmente con sopas de diversos tipos, y después con las tradicionales Sambusah (una comida) y Subia (una bebida).
Una tradición común de los mequenses consiste en llevar comida a la mezquita local, lo cual se vuelve un fenómeno notable durante este mes hasta al punto de que difícilmente alguien se queda con hambre durante estos días.
Las familias llevan comida al Masyid Al Haram (en Meca), en donde rompen el ayuno y rezan juntos el Magrib (oración del ocaso). Más tarde, durante las oraciones de Tarawih, la Mezquita Sagrada se halla tan iluminada como si fuese pleno día, y se llena casi tanto como durante el Hayy (la peregrinación mayor).

Es difícil de imaginar, pero en casi cada rincón del mundo existe alguien de nuestra Ummah que ayuna durante Ramadán. Ninguna otra religión podría proclamar un acto de adoración de tal calibre entre sus seguidores. Por eso, en vista de este mes tan alegre y bendito, no debemos olvidar a nuestros hermanos y hermanas en todas partes del planeta. Esforcémonos por recordarlos en nuestras suplicas, ya que, independientemente de nuestro lugar de residencia, compartimos algo muy especial. Seremos siempre una sola Ummah al abrigo del Islam.

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.