Islamweb
 11 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {De los asuntos más grandes, quien tuvo paciencia y supo perdonar.} [Corán 59:43]   Hadiz  De ‘Abdurrahman ‘Abdala Ibn ‘Umar Ibn Al Jattab, Al-lah esté complacido con los dos, que oyó decir al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz: “Hace algún tiempo partieron tres individuos hasta que llegaron a una cueva y entraron en ella para pasar la noche y una vez dentro, se desprendió una roca de la montaña y taponó la entrada, quedándose atrapados. Y se dijeron: ‘Realmente no nos libraremos de esta roca mientras no invoquemos a Al-lah con la más recta de nuestras acciones.’ Empezó uno de ellos su relato diciendo: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía unos padres ancianos a los que daba de beber antes que a nadie, pero un día me alejé de ellos demasiado, tratando de encontrar pasto para el ganado, por lo que tardé en volver a casa y cuando regresé los encontré durmiendo; así que ordeñé para darles de beber la leche y no quise ni despertarles ni dársela de beber a nadie antes que a ellos. Entonces me quedé con el cuenco en la mano, esperando a que se despertaran hasta el amanecer y los niños llorando de hambre a mis pies. Por fin se despertaron y les di de beber su leche. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice tratando de complacerte, libéranos de esta roca!’ Y en ese momento se descorrió un poco la roca sin que pudieran salir aún. A continuación dijo otro: ‘¡Oh Al-lah! Yo tenía una prima a la que quería más que a nadie, tanto como puede querer un hombre a una mujer. Pues, quise hacer el amor con ella pero me lo impidió y se alejó de mí. Hasta que llegó un año de sequía, vino a mí y le di ciento veinte dinares a fin de que se quedara a solas conmigo. De manera que ella accedió en principio a mi pretensión. Y cuando me senté entre sus piernas, estando a punto de tomarla dijo: ‘Teme a Al-lah y no lo hagas si no es con su legítimo derecho. Así que me retiré de ella dejándole el oro que le había dado, siendo la persona que más quería. ¡Oh Al-lah, si esto lo hice por complacerte, sácanos de aquí!’ Y se descorrió otro poco la roca, sin que todavía pudieran salir de la cueva. Después dijo el tercero: ‘¡Oh Al-lah! Yo contraté unos trabajadores y a todos les di su salario, excepto a uno que se marchó sin él. Pero lo invertí y se multiplicó su dinero. Hasta que vino un día y me dijo: ‘¡Siervo de Dios, págame el salario que me debes!’ Entonces le dije: ‘Todo esto que ves es de tu sueldo: camellos, vacas y corderos.’ Él me respondió: ‘¡Siervo de Dios, no te burles de mí!’ Y le dije: ‘No me estoy burlando de ti.’ Finalmente lo cogió todo y se lo llevó sin dejar nada. ‘¡Oh Al-lah, si hice esto tratando de complacerte, libéranos de aquí!’ Y en ese preciso instante, se apartó la roca para que salieran y se marcharon.” [Bujari y Muslim]   Qué se dice al levantarse de dormir Alhamdulil-lah al-ladhi ahiana ba'ada ma amatana wa ilaihin-nushur. Alabado sea Al-lah, quien me ha devuelto la vida (e.d. despertarme), luego de haberme dado la muerte (e.d. del sueño) y a Él será el retorno. Ocurrió en un día como hoy en Ramadán ·         Se hace pública la causa de los abasíes en Jorasán, año 129 de la Hégira (15-05-477 d.C.) Abu Muslim Al Jorasani hace pública la pretensión de los abasíes al Califato. ·         Carta de Hulagu al Califa Al Mu’tasim Bil-lah, año 665 de la Hégira (21-10-1257 d.C.) El líder mongol Hulagu escribe al Califa abasí Al Mu’tasim Bil-lah, exigiéndole rendirse y someterse a sus órdenes públicamente. ·         Muerte del Imam Ibn Al Yawzi, año 597 de la Hégira (16-06-1200 d.C.) Fallece el Imam Abu Al Faray Bin Al Yawzi, Shaij de Irak, Imam del Hadiz, el Fiqh, lingüista y exégeta. Escribió muchos libros, cerca de 300, entre ellos: Al Muntadhim fi Tarij Al Muluk wal Umam, Safu As-Safwah y Ajbar Al Adhkia’.
Sábado, Mayo 25, 2018
Ramadan 9, 1439

Cómo mejorar tu relación con el Corán

Se recomienda a todo creyente, hombre y mujer, recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, a menudo, con la meditación y comprensión debidas. Esto se puede hacer usando una copia impresa del Corán o de lo que se tiene memorizado. Al-lah, Glorificado ...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Al Bujari, que Al-lah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiu...

más

Las consecuencias del pecado (Parte 2)

Domingo 17/07/2010

De igual manera, antes del surgimiento del SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida), la gente no tenía idea de qué se trataba esta enfermedad.

 Así pues, los diccionarios tienen que actualizarse regularmente para incluir estas muevas palabras como SARS, y agregar nuevos significados a palabras como SIDA.
 
El lugar de nacimiento del SARS fue el sur de China; desde allí comenzó a expandirse. Con miles de infectados y cientos de muertos registrados en al menos veintiséis países, esta enfermedad ha bombardeado los mercados asiáticos, ha arruinado el turismo, casi llevó a las aerolíneas a la bancarrota, y esparció el horror a lo largo de los países más grandes del mundo. Comenzó a barrer rápidamente a través del enorme país cuyo gigantesco dragón, con su horrible respiración ardiente, se vio desamparado y confundido frente a este desastre.
 
En Pekín, los hospitales y escuelas estaban cerrados y miles de personas fueron puestas en cuarentena. La Ley Marcial fue impuesta. Uno apenas puede imaginar la magnitud de la preocupación y las enormes sumas de dinero gastadas para frenar esta furiosa epidemia.
 
En el año 2004, la gente fue golpeada con otra terrible enfermedad, proveniente de la misma parte del mundo de donde salió el SARS, del sudeste de Asia; esta enfermedad es la ‘Gripe Aviar’.
 
Es notable como los medios de comunicación, incluso en los países musulmanes, dedican tanto tiempo y espacio a tales enfermedades y las abordan desde muchas perspectivas: científica, médica, económica, social, e incluso política, pero nunca religiosa o moral. Esto también se aplica a los reportajes de todos los otros desastres naturales, como inundaciones, terremotos, incendios, huracanes, volcanes, epidemias, etc.
 
La gente puede hablar acerca de las razones científicas detrás de estos eventos, las pérdidas económicas que ocasionan, los procedimientos para evitarlos o, al menos, reducir sus efectos y sus repercusiones sobre el turismo y el comercio. Pero ellos generalmente se olvidan de las causas morales, y la moral y sabiduría que se puede extraer de tales problemas.
 
Los conceptos de ‘moralidad’, ‘espiritualidad’ y ‘sabiduría’, en ningún lugar se encuentran mejor aclarados, como en la infalible y suprema constitución divina: el Sagrado Corán, que es la única fuente de guía que permanece intacta. Es el Corán y solamente el Corán que tiene la última palabra acerca de la humanidad (y de otras creaciones) y de cómo ésta debe vivir. Es esta escritura islámica que da las regulaciones sumamente necesitadas por los humanos: cómo vivir, cómo comportarse, qué hacer y qué no hacer, las razones detrás de la tribulación y la angustia, cómo mirar la felicidad y las dificultades en esta vida y en la que está por venir, entre otras cosas.
 
Detrás de todas las clases de enfermedades y otras infecciones naturales que sobrevienen a la humanidad, existen grandes lecciones y principios que aprender. Ellas pueden ser ocasionadas como un castigo de Al-lah para aquellos que se apartan del camino recto para esparcir la perdición y la conducta desviada. Un claro ejemplo de esto en tiempos antiguos, fue el diluvio, el cual arrasó con la gente de Nuh (Noé), la paz sea con él, luego de que ellos rechazaran su llamado a adorar a Al-lah, su Creador, y evitaran la idolatría. El Corán registra este evento; pues Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Y por sus pecados fueron ahogados [con el diluvio en esta vida] y luego [el Día del Juicio] serán introducidos en el Fuego. Y así comprendieron que nadie sino Al-lah Podría haberles socorrido} [Corán 71:25].
 
En nuestro tiempo, para tomar ejemplos actuales, el SIDA y la sífilis son dos enfermedades que han esparcido el pánico a lo largo de todo el mundo. ¿Cuál es la razón detrás de estas dos enfermedades fatales? ¿Será acaso el consumo de mucho café o frutas? ¿Evolucionan cuando uno duerme menos de lo necesario? No. Ellas son el resultado de la perversión y la inmoralidad, cuando el hombre se sumerge en la pornografía y desciende al rango de las bestias.
 
El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos advirtió, hace más de catorce siglos atrás, de las enfermedades sin precedentes que resultan como consecuencia de relaciones sexuales ilícitas; él dijo: “Si alguna inmoralidad (adulterio y fornicación) se propaga en la comunidad y no existen sentimientos de vergüenza ante su ocurrencia o al mencionarla, enfermedades que no se habían presentado en la vida de sus predecesores se esparcirán entre ellos”(Ibn Mayah y otros).
 
¿Necesitamos acaso una referencia más clara sobre el SIDA y la sífilis, que esta advertencia profética?
 

 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.